5 mitos sobre el maquillaje

¿Sabes qué es lo que te aplicas en la cara? El maquillaje tiene más sorpresas de las que crees. Como asistente, debes estar presentable en todo momento en tu trabajo. Te presentamos estos consejos que podrán ayudarte con tu imagen profesional.

Por Publinews Internacional

Ahora el maquillaje tiene una parte que les interesa mucho a sus consumidores: los ingredientes con los que está hecho. En 2013 ya se hablaba del término “cruelty-free” (libre de testeo en animales), a pesar de que esto ya llevaba 25 años en el mercado con algunas marcas.

De hecho, la Unión Europea prohibió la venta de productos cosméticos testeados en animales desde ese año. Pero, dentro del maquillaje hay una gran cantidad de productos sobre los que hay varios mitos y sobre los que se comenta más.

Plomo

Durante siglos fue uno de los ingredientes presentes en el maquillaje que mataba a las mujeres por sus componentes. De hecho, sigue existiendo, pero no a nivel de llegar a comprometer la salud del consumidor de maquillaje como antes.

“El plomo en el cuerpo causa alteraciones en la biosíntesis, daño en los riñones, disminución en la fertilidad y aborto espontáneo; también alteraciones graves en la propiocepción, nocicepción, electrocepción y perturbación en el comportamiento. El plomo es un ingrediente cuyo uso ya está prohibido en los cosméticos, pero hay mitos en torno a si es cierto que se puede detectar fácilmente.

“Uno de ellos es que es comprobable su presencia si al frotar un objeto de oro sobre un labial este se pone negro”, explica Lina Toro, embajadora de marca de NYX.

“Eso es falso. Un labial está hecho de sustancias orgánicas e inorgánicas. Por eso, un cambio de color como estos puede deberse a muchas reacciones que no necesariamente son la presencia de plomo y esto solo se puede obtener en un laboratorio”, añade.

“También sí existen pruebas o test que determinan si ciertos productos efectivamente lo contienen. Ahora, el 61% de los labiales tiene plomo y los niveles que tienen son de 0.65 partes por millón”.

INCI

  • Es la nomenclatura internacional regulada de ingredientes de un producto de índole cosmético.
  • “Por eso, el ingrediente que más contiene es el primero que sale en la lista de ingredientes y así van disminuyendo. De esta manera, el último es el que menos contiene el producto”, explica Toro.
  • Entonces, si un producto ofrece un ingrediente especial como promesa de valor (como agua de rosas)  y si su componente está de primera a tercera en la lista de ingredientes, es porque sí tiene más concentrado del mismo, por lo que es de buena calidad.

Aceites

“Si hay presencia de estos en el producto, deben ser de origen vegetal y no mineral”, aclara Lina Toro, que explica que se pueden identificar fácilmente en una etiqueta, pues se trata de derivados del petróleo. Ahí están incluidas las parafinas, vaselinas y petrolatums.

Colorantes

“Cuando veamos palabras como anilid o anilin, y el nombre de un color en inglés seguido de un número, es un colorante”, explica Toro. Eso sí, todos deben estar certificados por autoridades sanitarias para ser usados por el consumidor.

Made in China

Aunque de este país es el paraíso de la piratería en cuanto a marcas de moda y belleza, que un producto sea hecho en China no necesariamente  significa que sea de mala calidad o que el producto sea falsificado.

“Algunas marcas como Anastasia producen en China”, explica Lina Toro. “Esto no necesariamente significa que la marca tenga bajos estándares de calidad”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo