EN IMÁGENES. 5 comidas raras del mundo

Las costumbres y las recetas culinarias van cambiando según la cultura, el clima y lo que la naturaleza puede ofrecer en las distintas regiones del planeta. Estos son los cinco platillos particularmente extraños del mundo.

Por Publinews Internacional

1. Escamoles (larvas de hormiga), México

Los escamoles son las larvas de las muy agresivas y gigantescas hormigas negras Liometopum. Se encuentran en las raíces de las plantas de agave y los granjeros a menudo sufren picaduras mientras las capturan. Para prepararlos primero hay que freírlos con mantequilla y especias, y luego se envuelven con una tortilla. La consistencia es como de requesón, pero el sabor tiene toques de mantequilla y nueces. Se les conoce popularmente como “caviar de insecto”.

2. Pulpo vivo, Corea del Sur

Sannakji es un plato que se escurrirá por tu cuello, literalmente. En Corea del Sur la comida es tan fresca que sirven el pulpo vivo en un plato con semillas y aceite de sésamo. Ten cuidado porque sus tentáculos se pueden pegar a tu paladar o cuello y ahogarte. Quizás sea mejor que sigas con los calamares a la romana.

Pulpo vivo, comidas raras iStock

 

3. Cobaya, Perú

Rico en proteína, bajo en colesterol, ¿por qué no te iba a gustar? Quizás porque se parece a esa mascota que tuviste de pequeño. Si ves “cuy” en el menú, que sepas que te van a servir una cobaya rellena, asada o a la plancha. Así que no pienses en tu conejillo de indias.

Cuyi, comidas raras iStock

4. Queso con gusanos, Cerdeña, Italia

Si te gusta el queso que huele fuerte, esto te puede gustar. Casu Marza es un queso de leche de oveja blando y descompuesto que sirve de casa para las larvas de la mosca del queso. Cuando pidas este plato verás cómo se mueven, y ten cuidado ya que pueden saltar hasta 15 cms. antes de que te los comas.

Queso con gusanos, comidas raras iStock

5. Grasa y piel congelada de ballena, Groenlandia

Conocido popularmente por los locales como “muktuk”, este manjar aceitoso y gomoso está lleno de vitamina C y D. La piel y la grasa de la ballena boreal se come cruda normalmente, pero si te apetece algo diferente siempre puedes optar por la versión frita.

Grasa y carne de ballena, comidas raras IStock
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo