Ellos hicieron una alianza para mantener “la fuerza”

¿Quién no desea tener el arma o los poderes del héroe, o incluso del villano, de nuestra película o serie de televisión favorita?

Por Juan Carlos Ramírez
Foto: Cortesía
Ellos hicieron una alianza para mantener “la fuerza”

Resulta que lo más cercano que tenemos para vivir la ficción en la realidad es por medio de un juguete. Es fácil relacionar juguetes con niños, pero la verdadera relación no pasa por edades, pasa por la imaginación y la emoción de sentirse con súper poderes, además de crear y recordar gratos momentos.

Con el transcurso del tiempo, los juguetes, así como la realidad han cambiado. Antes, lo que se tenía a la vista era menos ciudad y más campo, por eso, un caballito tallado en madera era suficiente para que un niño lo tomara en sus manos e imaginara grandes aventuras, luego vinieron los automóviles, que ahora hasta nombre propio tienen.

Los juguetes demandan más energía

En la quincena de este mes se estrenó “Star Wars: Los últimos Jedi”. Una de las primeras funciones en el país fue organizada por Distribuidora Me Llega S. A., que es representante para Guatemala de Duracell, el mayor fabricante de baterías a nivel mundial.

La primera película de la saga fue estrenada en 1977, en la que se conocieron personajes como Luke Skywalker, Han Solo, Chewbacca, R2-D2 y Darth Vader. De inmediato los fabricantes de juguetes vieron una oportunidad de llevar esa ficción a las manos de los niños.

Con el transcurso del tiempo, uno de los artilugios más buscados eran los sables de luz. Aunque cualquier juguete puede cobrar vida con la imaginación de quien lo tenga en sus manos, la tecnología ha permitido fabricar algunos con movimientos y sonidos propios, claro, con el uso de baterías.

“En Duracell nos apasiona nuestro rol de impulsadores de la imaginación, es por ello que estamos encantados de aliarnos con ‘Star Wars: Los últimos Jedi’, las mentes detrás de increíbles historias, personajes y por supuesto, ¡juguetes!”, comentó Cristina Cardona, Brand Communications Manager de Duracell en Latinoamérica.

Guatemaltecos disfrutan una de las primeras funciones

A esa función de cine asistieron niños, pero también muchos adultos que tal vez tenían entre 5 y 7 años cuando hace 40 fue el estreno la primera de “Star Wars”. Ver a un mayor tomar en sus manos un sable de luz haciendo movimientos como si estuviera en una épica batalla, hace entender la importante de tener suficiente energía y “la fuerza” en un juguete, y de ahí la importancia de que a los mismos se le coloquen las mejores baterías del mercado.

En cuestión de tiempos, la alianza de “Star Wars” y Duracell no es nueva, ya que comenzó en 2015. La empresa de baterías tiene 10 años más de existir que la saga, pero el tiempo puede ser tan largo o corto, según como lo aprovechemos con nuestra imaginación, tal vez una buena manera sea disfrutándolo como niños.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo