Tendencias

Las notas de la marimba de Guatemala suenan en el lugar en el que menos imaginas

La marimba, nuestro instrumento autóctono, ha llegado a deleitar los oídos del público alemán por medio del talento de dos jóvenes rusos.

Por Fernando Ruiz

Una mañana con un sol radiante y un clima agradable en Múnich, Alemania, se convirtió en el escenario de una agradable coincidencia cuando comenzaron a escucharse en el Marienplatz, la plaza central de la ciudad, melodías interpretadas en marimba.

Con mucha sorpresa, pero a la vez emoción, nos acercamos al punto principal del Centro Histórico de la capital de Bavaria en el que dos jóvenes demostraban su talento, uno para hacer sonar nuestro instrumento autóctono y el otro un xilófono.

Como lo hacen diariamente desde hace más de un año, Denis y Oleg Akimov, dos hermanos rusos que residen en la ciudad desde hace cuatro, se presentaban ante los locales y turistas que pasaban por el lugar, quienes se deleitaron durante un breve espacio con lo mejor de su repertorio.

El interés de ambos, uno estudiante de leyes y el otro de psicología en la universidad local, por la marimba ha trascendido de tal forma que grabaron un disco en el que interpretan composiciones de los austríacos Wolfang Amadeus Mozart y Johann Strauss o del italiano Antonio Vivaldi.

Parte de lo que los motiva a ambos a presentarse en público, además de ganarse algunos euros para cubrir sus gastos en la universidad, es compartir lo que han aprendido de otra cultura y que se traduce en el ritmo armónico que solamente la marimba es capaz de transmitir.

 

¿Cómo aprendieron?

Aunque no domina del todo el inglés, Denis, el mayor de los dos, nos compartió que fue Anatoly, su maestro de música en la secundaria en su natal San Petersburgo, quien les enseñó los fundamentos para tocar el xilófono.

El músico recuerda que Anatoly, quien vivió durante unos años (no recuerda exactamente cuántos) en Guatemala, les contó que encontró un instrumento similar fabricado de madera que producía un sonido muy diferente, pero a la vez, muy melodioso.

"Él nos dejó la inquietud de aprender a tocar la marimba, nos gustó mucho y por eso seguimos aprendiendo cada día", explica Denis.

"Nos gustaría visitar alguna vez Guatemala para conocer un poco más de la marimba en el lugar en el que surgió pero por ahora aprendemos a tocar otras melodías con Youtube y otros recursos que tenemos a la mano", agrega.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo