Juan Pablo Morataya: "La responsabilidad social empresarial no es filantropía"

Publinews conversó con Juan Pablo Morataya, director ejecutivo de CentraRSE sobre los desafíos que enfrentan las empresas que buscan ahondar en la responsabilidad social como una forma de contribuir con su entorno. “Las empresas deben reconocer que no operan en aislamiento y que deben ser responsables, en primer lugar, de sus colaboradores”, explica el ejecutivo.

Por Paula Peinado

Publinews conversó con Juan Pablo Morataya, director ejecutivo de CentraRSE sobre los desafíos que enfrentan las empresas que buscan ahondar en la responsabilidad social como una forma de contribuir con su entorno. “Las empresas deben reconocer que no operan en aislamiento y que deben ser responsables, en primer lugar, de sus colaboradores”, explica el ejecutivo.

¿Qué es en realidad la responsabilidad social empresarial (RSE)?

Responsabilidad social empresarial es una forma de comportarse. Es un modelo de hacer negocios que se basa en tres pilares fundamentales. El primero es cumplir con la ley, el segundo se basa en que la ética y los valores sean la columna vertebral de la empresa; y el tercero, en tener una visión a largo plazo.

La primera responsabilidad de una entidad es cumplir con la ley laboral, tratar bien a sus colaboradores, pagar impuestos, cumplir con la legislación ambiental. Esa es su responsabilidad con la sociedad. No ser partícipes de la corrupción, y comportarse de una manera ética día a día.

Hoy en día, casi siempre se piensa en RSE como un concepto más de filantropía…

La RSE es un concepto válido que no tiene nada que ver con filantropía ni con caridad. No se trata de regalar de lo que me sobra. El concepto de RSE se basa en dar de manera constante y sostenible. El concepto hoy se aleja de la filantropía y se acerca más al concepto de sostenibilidad.

¿Toda empresa o entidad debe buscar ahondar en la RSE?

Hoy en día la RSE de las empresas, de los ciudadanos y de los funcionarios es lo que más demanda y necesita el país. Necesitamos asumir nuestra responsabilidad. Las empresas deben reconocer que no operan en aislamiento y que deben ser responsables, en primer lugar, de sus colaboradores; segundo, de la familia de sus colaboradores; y en tercero, de las comunidades donde la empresa tiene alguna relación, del medioambiente y del país.

La RSE es ese entendimiento y cómo la empresa hace negocios de manera ética y responsable, impactando de manera positiva a la sociedad y al medioambiente, contribuyendo al desarrollo de los países.

¿Cómo debe ser el acercamiento de una empresa hacia la RSE?

La solidaridad y los valores comienzan en la casa. El primer ejercicio que debe hacer una empresa es una reflexión interna muy legítima y un autodiagnóstico para responder la interrogante: “¿De qué forma estoy impactando en la vida de mis colaboradores, de mi consumidor, de mis clientes y de la sociedad por medio de mis operaciones?”

Juan Pablo Montoya de CentraRSE Foto: Douglas Suruy

No suena tan sencillo…

Exacto, es un ejercicio que debe ser muy honesto. Se trata de ver hacia adentro y descubrir cuál es el impacto positivo y negativo que mis operaciones y mi industria están causando en la sociedad.

Construir una estrategia de RSE y una iniciativa solidaria que no parte de ese diagnóstico, en la mayoría de los casos, hace que se vuelva algo vacío por dentro. Porque entonces se comienza un activismo sin pies ni cabeza. Hay que hacer una reflexión y un diagnóstico sobre el comportamiento de la empresa.

El que no hace este ejercicio está maquillando a la empresa de responsabilidad social empresarial, pero en realidad no está siendo socialmente responsable.

Se dice “que tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda”, entonces, ¿las empresas deben comunicar al público sus proyectos de RSE?

La comunicación no es mala; sin embargo, debe ser asertiva. Las empresas acostumbran publicitar lo que están haciendo en lo social para ganar o construir reputación. La comunicación debe ser distinta a la manera en la que se mercadea un producto.

Lo primero que se debe hacer es un informe de sostenibilidad en el que, de forma transparente, pueda abrir a todos sus públicos lo que está haciendo.

La cantidad de empleos que está generando, impuestos que está pagando, sus políticas de anticorrupción, de derechos humanos, y así comenzar a comunicar cómo opera como una entidad socialmente responsable. La forma en que se construyen los mensajes es la que debe variar.

Algunos consideran que la RSE es para grandes empresas, pues cuentan con capital para llevarla a cabo…

Lamentablemente, la desinformación ha hecho pensar que la RSE es únicamente una inversión social estratégica. Esto juega un papel negativo porque las empresas creen que solo las grandes lo pueden hacer y esto no es así.

Cumplir con la ley, proteger a sus colaboradores y otras acciones las puede hacer cualquier empresa, sin importar su tamaño.

Juan Pablo Montoya de CentraRSE Foto: Douglas Suruy

Entonces, la RSE no es exclusiva de las grandes empresas y las Pymes también pueden ponerla en práctica…

La RSE le da subsistencia a una empresa. Hemos logrado comprobar que la RSE es más un tema de Pymes porque cuando interiorizan el concepto de RSE y se dan cuenta de que no se trata de dar becas o dar donativos, sino de invertir en su gente, comienzan a tener impactos positivos en indicadores de productividad y de rentabilidad.

Para la Pyme, la RSE se constituye en la única oportunidad de subsistir en el medio empresarial.

¿Cómo se invierte en los colaboradores bajo este concepto de RSE?

Para invertir en los colaboradores, lo primero que hay que hacer es tener la capacidad de conocerlos. Muchas empresas no tienen idea de quién es su colaborador, cuál es su problemática social, o cuál es su situación de nutrición, de seguridad o de vivienda.

Existen mecanismos y nosotros estamos promoviendo en Guatemala una herramienta para medir pobreza multidimensional en los colaboradores. Esto les permite a las empresas hacer un diagnóstico de la persona, más allá de sus competencias y habilidades para el trabajo.

La empresa debe garantizar que sus colaboradores no salgan perjudicados en su vida personal, en salud o psicológicamente. Que además de trabajar y colaborar, sean mejores personas, que aprendan valores en la empresa y los lleven al hogar. Que la empresa la encuentren como un espacio de crecimiento personal, no solo económico.

La RSE ha ayudado a humanizar a las empresas.

¿Cómo se relaciona la RSE con la solidaridad?

La RSE es una forma de materializar los valores dentro de la empresa. Valores como la solidaridad no se aprenden teóricamente. Que una empresa tenga un código de ética que incluya el valor de la solidaridad no hace que la empresa sea solidaria.

La RSE le da a la empresa la gran oportunidad de vivir el valor de la solidaridad por medio de la práctica.

3 pilares de la RSE

¿Qué es CentraRSE?

  • CentraRSE es una organización que promueve el concepto de RSE. Tienen a más de cien empresas a las que acompañan en el proceso de entendimiento de lo que debiera ser su RSE como garantía de sustentabilidad, de rentabilidad y de competitividad.
  • Tienen herramientas, programas y metodologías empresariales para que las compañías puedan hacer sus diagnósticos e implementar estos programas.
  • Son una organización de encuentro y una plataforma para que empresas de distintos sectores aprendan mejores prácticas empresariales.
  • En 14 años en Guatemala han tenido una incidencia importante y han visto a empresas transformar su dinámica de lo que entienden por RSE.
  • Las empresas que han encaminado han pasado de los modelos caritativos a un modelo de sostenibilidad.
  • CentraRSE busca generar un cambio de actitud en el empresariado guatemalteco para convertirlos en empresarios conscientes y proactivos.
  • Conoce más de sus proyectos en la página centrarse.org.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo