Flame Burger, un camión de hamburguesas guatemalteco que fue renovado gracias a esta iniciativa

Este food truck se ubica en la Avenida Elena, de la zona 1, y es popular por sus hamburguesas. ¿Lo has visitado?

Por Paula Peinado

¿Has escuchado acerca de Flame Burger? Se trata de un camión (o food truck) que se encuentra ubicado en la Avenida Elena, de la zona 1. Este camioncito es un negocio familiar de hamburguesas que se ha popularizado en el área y le pertenece a Sergio Calderón.

Gracias a la iniciativa Cashless Makeover de Mastercard, la imagen de esta "carreta de comida rápida" fue renovada. Además, también tendrán la posibilidad de realizar transacciones por medio de pagos electrónicos con tarjetas de crédito. La marca les facilitó las herramientas necesarias para ofrecere seguridad y rápidez a sus clientes y así mejorar el servicio y la atención.

flameburgermastercardguatemala2.jpg

Cashless Makeover

Mastercard le apuesta a la inclusión de micro y pequeñas empresas en el sistema financiero digital. Para lograrlo, impulsan esta iniciativa con el objetivo de facilitarle a todo tipo de comercios las alternativas para aceptar pagos electrónicos; y así, optimizar los controles presupuestarios y la administración de su negocio.

Para la marca, es importante que todos los guatemaltecos puedan acceder a los medios de pagos electrónicos, incrementando la aceptación de tarjetas en todo el país.

"Hoy en día muchos consumidores esperan encontrar opciones de pago con tarjetas en los comercios, ya que están acostrumbrados a pagar con tarjeta y no les gusta cargar efectivo. No contar con esta opción puede representar la pérdida de una venta", explica Jonathan Alvarado, country manager de Mastercard.

flameburgermastercardguatemala1.jpg

Flame Burger

Este es el primer comercio de Guatemala elegido por Mastercard para realizarle una renovación (o makeover). Se les brindó asesoría financiera y una terminal de pagos electrónicos. El camión se reconstruyó y se cambió la imagen.

En el país es muy común encontrar este tipo de carretas o camiones de comida rápida en las aceras de distintas zonas de la ciudad. La mayoría de estos pequeños establecimientos no aceptan tarjetas de crédito o débito y se manejan únicamente con efectivo. Ese era uno de los problemas de Sergio Calderón, propietario de Flame Burger.

"Desde que aceptamos pagos con tarjetas, hemos sido testigos de los buenos resultados que nos ha generado. Es rápido y seguro y ha sido una gran solución porque las ventas se han incrementado", asegura Calderón.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo