"Food Porn", el fenómeno que exalta la comida irresistible

En años recientes ha surgido una "deliciosa" tendencia que combina el amor por la fotografía y el gusto por la buena comida.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Si bien se trata de una tendencia reciente en redes sociales, la esencia del "Food Porn" ("Pornografía de Comida") ha estado presente durante muchos años en el ámbito culinario y también en el comercial.

Es un fenómeno que consiste en mostrar comida, habitualmente de alto contenido calórico, de una forma irresistible; en imágenes que estimulan en extremo los sentidos, con formas sensuales y texturas casi palpables, que invitan a quienes las ven a perderse en el "delicioso abismo" del sabor.

Delicious Food Porn GIF - Find & Share on GIPHY

Los pecados capitales de la lujuria y la gula se entrelazan de tal manera que el "Food Porn" puede funcionar, a veces, como sustituto del sexo.

Y esa es la premisa de la que se valen muchas empresas multinacionales alimenticias, las cuales aprovechan nuestra debilidad por la comida para sacar partido publicitario de sus productos.

Un estudio publicado por The New York Times en 2015 hablaba acerca del éxito de las recetas publicadas en su blog de cocina estaba principalmente determinado por cómo se presentaban las imágenes de estas.

El diario recordaba que, aunque el trabajo de los cocineros es admirable, en ocasiones la principal responsabilidad de que una comida resulte atractiva recae sobre el fotógrafo; el encargado de lograr la mezcla perfecta entre luz y encuadre que despierte el apetito.

Pizzas con cantidades industriales de humeante queso derretido; torres de panqueques cubiertas de abundante miel o caramelo; donas glaseadas y brillantes, de todos los colores del arcoíris; recetas preparadas con sabrosas salsas que provocan una explosión de sabor en nuestro paladar. Son infinitas las combinaciones que pueden provocar este efecto en nosotros.

Slow Slice GIF - Find & Share on GIPHY

Pero más allá del trasfondo comercial que pueda significar uno de los vértices de esta tendencia, lo cierto es que muchos de nosotros la disfrutamos completamente.

Seguimos listas de páginas y cuentas que reproducen este tipo de contenido, solo para que al momento de abrir nuestro muro o nuestro Time Line se cruce esporádicamente una publicación que nos recuerde lo mucho que amamos la comida.

Además, algunos pasan de solo idealizar los sabores y se deciden a de verdad probarlos, tomando como punto de partida la foto, video o GIF que hayan visto en redes sociales para experimentar en la cocina.

Y aunque las recetas no siempre (casi nunca) queden como las originales, con un poco de suerte y práctica, el resultado podría ser incluso mejor al que esperábamos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo