Existe una fórmula científica para enamorarse

No es cuestión de milagros, es cuestión de ciencia. Y sobre eso se han hecho varios estudios que pueden darle alguna opción, aunque no el “felices para siempre”.

Por Metro World News

Porque si se habla de seducción hay múltiples estudios. Timothy Perper fue uno de los pioneros: se internó durante más de 900 horas en bares y filmó todo, para ver los patrones que hacen que una mujer se vaya con un hombre del lugar.

Helen Fisher, por otro lado, escribió varios libros durante treinta años. Pero otros fueron más allá de la teoría. Erik Von Markovick, o “Mystery”, dio una serie de estrategias que enseñan a seducir. Pero todo es de ensayo y error, porque las garantías no están escritas. Ni siquiera pagando. Como “Hitch”, pero sin “Hitch”.

En la famosa película de Will Smith, un coach enseñaba a un hombre a conquistar a la mujer de sus sueños. En la vida real, escuelas internacionales como “LevantArt” tienen alumnos que quieren aprender a seducir mujeres basados en las técnicas de los anteriores expertos mencionados.

Su creador, Martín Rieznik, afirma que esto no es una ciencia exacta, pero “sí hay estrategias que son eficaces. Los hombres que estudian seducción se vuelven más atractivos, conocen más mujeres y por lo tanto, aumentan los chances de enamorarse. Ayudamos a los hombres a encontrar pareja, pero a base de prueba y error. ¿Encuentran mis clientes el amor? Muchos sí, otros ni lo buscan”.

Demiley GIF - Find & Share on GIPHY

“Yo soy de la creencia que cuanto más mujeres conozcas, seguramente más probable es que te enamores de alguna. Hoy en día podemos tener decenas de compañeros sexuales a lo largo de la vida, pero el enamoramiento sucede sólo cada tanto. No se sabe qué va a pasar, pero sí es posible también pasarla bien y ser feliz sin estar enamorado. Es cuestión de entender las reglas. ¿Existe un manual de instrucciones para ganar un partido de fútbol? No, pero eso no significa que la preparación previa no tenga importancia. Los que estén mejor preparados tendrán más posibilidades de ganar. Con la seducción ocurre lo mismo. Se gana, se pierde, pero todos pueden aprender el juego”, afirma.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo