Tareas... ¿Misión imposible?

Consejos para que los deberes escolares no se conviertan en una actividad aburrida.

Por Mónica Ávila

Realizar las tareas escolares debería ser una actividad estimulante y grata pero, para muchos, no es así. Cuando llega la hora de realizar los deberes escolares, empieza el tormento tanto para los padres, como para los hijos.

La tarea es la actividad que ayuda a los niños a repasar lo visto en clase, pero para los padres, puede significar un verdadero dolor de cabeza. Además, convencer a un niño para que cumpla con su obligación como estudiante no es un trabajo fácil.

Soluciones

“Para empezar, deben tener un horario fijo para realizar las tareas”, explica Juanita Mayén, experta en educación.

“Se deben realizar antes de cualquier tipo de actividad recreativa. Ver televisión o salir a jugar con sus amigos puede ser el premio al esfuerzo por trabajar en sus tareas”, añade.

La educadora explica que hay que enseñarles a ser organizados con las tareas. Se deben empezar por las más difíciles para terminar con las más fáciles. “Evita distractores en el ambiente de trabajo escolar, como tener prendida la televisión o tener juguetes cerca, para que el niño pueda concentrase en sus deberes”, puntualiza la experta.

Consejos

  • Ayúdalo con sus tareas escolares, pero por ningún motivo le debes dar las respuestas. Debes orientarlo a que él mismo las encuentre, así, cada vez, será un niño más independiente.
  • Muestra interés y, sobre todo, alegría en ayudarle. Pregúntale qué cursos son sus preferidos y cuáles son los más difíciles para reforzarlo.

El número

  • 5 minutos de descanso cada media hora de estudios.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo