Dispositivos afectan sueño de niños

Aparatos deben desactivarse 90 minutos antes de acostarse.

Por Mónica Ávila

Los niños que usan sus teléfonos inteligentes justo antes de acostarse tienen el doble de probabilidades de sufrir una mala noche de sueño, según una nueva investigación de Reino Unido.

Científicos del King’s College de Londres y de la Universidad de Cardiff publicaron recientemente un estudio en la revista “JAMA Pediatrics”, que confirma que los teléfonos inteligentes y tabletas perturban el sueño de los niños, incluso si los dispositivos están apagados.

Descanso

El sueño es crucial en el desarrollo saludable de los niños y dormir poco está relacionado con muchos problemas de salud. Es la causa de enfermedades como obesidad, crecimiento atrofiado, sistema inmune debilitado y problemas de salud mental. “Sugerimos que estos dispositivos es mejor que se almacenen en un lugar que no sea el dormitorio, unos 90 minutos antes de que los niños se vayan a dormir”, añadió Ben Carter, del King’s College de Londres.

“Muchos de nosotros  nos encontraremos mirando  nuestro dispositivo rutinariamente a lo largo del día, con nuestros ojos y mente vagando hacia él”, añadió Carter.

Si se mantiene el ambiente del sueño libre de todo estímulo potencial, los niños no sufrirán de insomnio.

Estudio

  • Según investigaciones recientes, la relación entre las edades y el uso de estímulos tecnológicos de los niños debe ser: televisión, a partir de los 3 años; computadora, a partir de los 6 años; y teléfonos móviles o tabletas, a partir de los 12.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo