¿Puede la ciencia frenar el avance del cáncer de mama?

Durante un congreso en España, se presentó un tratamiento revolucionario contra uno de los tipos más agresivos de este mal. Si bien aún no es posible hablar de una cura, algunos expertos ya se refieren a una “cronificación” de esta neoplasia gracias a la medicina biológica.

¿Puede la ciencia frenar el avance del cáncer de mama?
Por: Publinews

El cáncer de mama ya dejó de ser un enigma para la ciencia. Con todos los avances tecnológicos y los miles de estudios realizados (y los que están en ciernes), hoy ya es posible conocer el “perfil genético” de un tumor mamario, y escoger a base de ello el tratamiento más adecuado y eficiente.

Es lo que los médicos llaman “terapia dirigida”, una suerte de misil de precisión que ya es una realidad con los medicamentos biológicos.

Si bien hablar de una cura para el cáncer sigue hoy por hoy en el terreno de la fantasía, la medicina biológica está dando saltos tan grandes en su desarrollo, que ya podemos soñar con lo que los expertos conocen como “remisión” de la enfermedad, que es cuando el paciente mantiene controlado el cáncer y ya no es mortal.

Y en el caso del cáncer de mama, estos avances son mucho más que notorios.

Durante el Congreso Anual de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), realizado en Madrid, España, se presentó un medicamento único y revolucionario. Su nombre es Perjeta y es en realidad una combinación inteligente de tres fármacos: el pertuzumab, trastuzumab y quimioterapia.

La combinación de fármacos está permitiendo a los científicos abordar los tumores más agresivos. Hoy en día, los nuevos tratamientos ya unen los medicamentos biológicos con la quimioterapia.

Shutterstock

Foto:

Según los resultados del estudio “Cleopatra”, presentado en este congreso europeo, el nuevo tratamiento aumenta en casi 40% la supervivencia de un tipo de cáncer de mama muy agresivo, llamado HER2 positivo, que representa alrededor de 20% de todos los cánceres de seno.

“La mejora de la supervivencia no tiene precedentes en otros sobre cáncer de mama metastásico. Los resultados son increíblemente útiles para los pacientes y sus familiares”, señaló la autora principal del trabajo, Sandra Swain, del Washington Hospital Center de EE. UU.

“Por este tipo de resultados es que trabajamos los oncólogos”, añadió.

El éxito del tratamiento ha sido tal que muchos reconocidos oncólogos ya hablan de una “cronificación” de este subtipo de cáncer de mama, uno de los más agresivos.

Incluso, la experta española Eva Ciruelos, una de las coordinadoras del estudio, llegó a decir que la supervivencia obtenida con este fármaco es “muy parecida” a la de muchas otras enfermedades crónicas.

La combinación de fármacos está permitiendo a los científicos abordar los tumores más agresivos. Hoy en día, los nuevos tratamientos ya unen los medicamentos biológicos con la quimioterapia.

Shutterstock

Foto:

“Los datos son contundentes y hacen que ya se pueda hablar de una cronicidad de estos tumores”, sostuvo la experta.

Los beneficios en tumores avanzados han sido tales que los oncólogos creen que Perjeta podría ser igualmente efectivo en tumores menos avanzados.

Pero ¿cómo actúa el nuevo fármaco? Según Raúl Velarde, director médico de Roche en Perú, laboratorio responsable de este avance, el nuevo tratamiento actúa sobre el receptor HER2, una proteína que se encuentra en cantidades elevadas en la parte exterior de las células tumorales.

Así, al bloquear la transmisión de estas señales, el fármaco inhibe el crecimiento de las células malignas e incluso provoca su muerte.

Además, la unión del medicamento pertuzumab también parece inducir al sistema inmune a destruir las células cancerosas.

“El camino para encontrar la cura del cáncer no ha terminado y hacia allá nos dirigimos con fármacos como este. En los últimos diez años, se ha avanzado mucho en el campo de investigación de cáncer de mama, es por ello que la mortalidad está disminuyendo poco a poco. Pero no hay que frenar los esfuerzos”, señala Velarde.

“Nuestra labor como investigadores es no agotar nunca las posibilidades de desarrollar nuevas moléculas que contribuyan a cambiar de forma definitiva el desenlace de una enfermedad como el cáncer”, agrega.

Loading...
Revisa el siguiente artículo