Escritora de EE. UU. sugiere bebida chapina contra la resaca

Después de tomarla, los quebrantados por la noche de diversión están listos para ir al Arco de Santa Catarina, ascender uno de los 19 volcanes del país...

Por Publinews

Foto:  Natalie Rose Foto: Natalie Rose
“Es sábado por la mañana y te sientes un poco desorientado. Estás en Antigua, un pequeño pueblo de Guatemala… y recibes un mensaje de un amigo que dice: ‘Picositas hoy"”.

De esa forma inicia Natalie Rose, una escritora independiente y productora multimedia, su historia para deshacerse de la resaca luego de un viernes por la noche en la ciudad de Antigua Guatemala.

Rose escribe para el sitio gothamist.com sobre viajes y cultura, además “de la gente fascinante que se encuentra en sus viajes y todo lo relacionado con la comida”.

Las “Picositas” son parte de las bebidas revitalizantes para después de una juerga. Están a la venta en la cevichería de Hugo, que se ubica en un carro de carga en la 7 calle.

La variedad de ceviches incluye conchas, camarones y caracol, y se sirve en un vaso plástico, aderezado con jugo de tomate picante, además de otros ingredientes.

Los comensales ordenan sus alimentos y se sientan en bancos plásticos para curar la resaca y hablar de la noche anterior, mientras comen.

Las “Picocitas”, que llevan “una receta secreta muy bien guardada”, son el atractivo principal. “Se parece a la michelada”, indica la norteamericana, “pero mejor”.

Dicha bebida se prepara con cerveza, “usualmente Gallo Draft”. La lata la envuelven en una bolsa de papel y a esta le agregan sal, cebolla picada, salsa inglesa, chile y una generosa cantidad de jugo de limón.

“Tomas un sorbo. Te siente revivido. Lo picante del chile hace que tu desorientación desaparezca y el sabor de la salsa Worcestershire, limón y las burbujas de la cerveza animan tu lengua”, relata la escritora.

“La cebolla entona tu estómago y la sal hace que se te antoje agua (cura para la resaca 101: tomar muchos líquidos es una buena idea)”, continúa.

“Tus amigos te observan con ojos de complicidad a medida que el poder de la ‘Picocita’ va surtiendo efecto, instantáneamente cambiándote el día”, agrega.

Después de esto, según Rose, los quebrantados por la noche de diversión están listos para ir al Arco de Santa Catarina, ascender uno de los volcanes del país, caminar en la playa de Monterrico y explorar alguna de las ruinas mayas en Tikal.

Incluso, dice, para continuar con la parranda por la noche o ir a bailar en cualquiera de las discotecas, para que al día siguiente recibas en tu móvil: “¿Picositas hoy?”

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo