Agrega pasteles a tu dieta

Perder peso no significa necesariamente tener que cortar todos los dulces. El nuevo libro de Gesine Bullock-Prado, “Let Them Eat Cake”, muestra cómo puedes disfrutar de los postres y no subir de peso.

Agrega pasteles a tu dieta
Por: Publinews

(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.3”; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Yet another wonderful experience teaching at King Arthur Flour this past weekend (Meyer Lemon Meringue Pie). It’s like…

Posted by G Bakes on Lunes, 4 de mayo de 2015

Boston Cream Pie Hearts, recipe on the blog www.gbakes.com #ilve

A photo posted by Gesine Bullock-Prado (@gesinebp) on

Con el sabor dulce de la Navidad y la Pascua ya en la memoria, esta es la época del año cuando la mayoría de la gente comienza una dieta para equilibrar y perder el peso ganado.

Sin embargo, Gesine Bullock-Prado, chef de repostería y autora del nuevo libro “Let Them Eat Cake”, cree que “el postre es esencial para una dieta saludable”. Mientras que puedes optar por desestimar las palabras de alguien cuya profesión promueve la indulgencia, también hay evidencia científica que demuestra que los dulces pueden calmar el hambre.

Un equipo de investigación de la Universidad de Yale, que se centró en los niveles de grelina (la llamada “hormona del hambre”), que estimula el apetito y la sensación de hambre, encontró que el estado mental de una persona puede influir en si se sienten satisfechos después de una comida.

A un grupo de personas se les dio un batido de 380 calorías con el pretexto de que se trataba de uno de 620 calorías, un batido indulgente, o uno de 140 calorías, “un batido razonable”. Los que bebieron el refresco “indulgente” tuvieron un descenso dramático en sus niveles de grelina, mientras que los que recibieron la opción  “razonable” tuvieron una respuesta de grelina sin alteración.

“Lo más interesante es que los resultados fueron un tanto contradictorios. Consumir el batido pensando que era ‘indulgente’ resultó ser más sano que pensar que era ‘razonable’. Esto condujo a una aguda reducción de grelina”, explica la autora principal Alia J. Crum, del departamento de Psicología de la Universidad de Yale.

Bullock-Prado opina sobre el argumento, señalando que las dietas de moda “pueden ser ineficaces por decir lo menos, incluso peligrosas. Los expertos en nutrición siempre reafirman el único método probado y verdadero de la dieta es la moderación”.  La hermana de la actriz Sandra Bullock agrega:  “La moderación es saludable y hay maneras de modificar las recetas para agregar beneficios para la salud”.
La chef estadounidense que vive en Vermont sugiere que la forma más sana para evitar “aditivos y conservantes” es ponerse un delantal y empezar a hornear.

En su libro, ofrece alternativas a las recetas tradicionales como magdalenas, banana splits y brownies.
La panadera explica: “Si estás preocupado por el azúcar granulado, el de palma es una alternativa encantadora, ya que tiene un índice glucémico más bajo y contiene minerales saludables. También es delicioso, tiene un excelente sabor a caramelo. Hay también maravillosos granos enteros como los espelta y granos antiguos germinados que son fantásticas adiciones a los productos horneados, proporcionando fibra y nutrición”.

Cuando ves cuán deliciosas se ven algunas de sus recetas, es difícil creer que podrían ser parte de una dieta equilibrada, pero Bullock-Prado, con su delgada figura, es un ejemplo de alguien que practica lo que predica. “Me permito comer dulces en forma diaria. Me parece que cuando me niego algo a mí misma, me paso una enorme cantidad de tiempo pensando en lo que no puedo tener”, dice ella. “Si yo como mi chocolate diario o una rebanada de pastel a las 15:00, soy feliz y no pierdo mi tiempo obsesionada. No hay magia para ser sano, simplemente sentido común”.

Una receta libre de culpa de Bullock-Prado – Alfajores de mantequilla de maní

Ingredientes
– Da 10 alfajores
Para las galletas
•    4 cucharadas (55 g) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
• ⅓ taza (65 g) de azúcar
• 1 huevo grande
• ¼ de taza (65 g) de mantequilla de maní suave
• 1 cucharadita de pasta de vainilla
• 1 taza (140 g) de harina
• ½ taza (40 g) de harina de maní
• 1 cucharadita de sal
• ¼ de cucharadita de polvos de hornear
Para el relleno
•    ½ taza (130 g) de mantequilla de maní suave
•    1 cucharada de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
•    1 cucharadita de miel
•    Una pizca de sal

Las galletas           

1En el bol de una batidora de pie, equipado con la pala, mezcla la mantequilla y el azúcar y la crema a velocidad alta hasta que esté suave y esponjosa. Añade el huevo y mezcla hasta que se incorpore. Raspa los lados del bol. Añade la mantequilla de maní y la vainilla e integra hasta que se incorpore.
2En un bol pequeño, mezcla ambas harinas, la sal y el polvo de hornear durante 30 segundos para distribuir uniformemente la levadura. Añade todos a la vez al bol y mezcla hasta que esté combinado. Cubre con papel plástico y refrigera por 20 minutos.
3Precalienta el horno a (175 °C) 350 °F. Forra una bandeja con papel.
4Con una cuchara para las galletas, coloca dos cucharadas de la masa juntas, dejando un espacio de una pulgada (3 mm) entre las bolas, en la bandeja de horno preparada. Presiona suavemente hacia abajo en cada ronda para aplanar de manera ligera y de manera que las dos rondas se toquen entre sí y formen cáscara de maní. Usa los dientes de un tenedor para hacer un diseño de rayado en cada cucharada. Esta será un alfajor. Continúa con el resto de la masa colocando las galletas a una pulgada (2.5 cm) de distancia entre cada una. Hornea hasta que los bordes simplemente empiecen a dorarse, de 15 a 20 minutos. Deja que se enfríe completamente.

Para el relleno  

5Mezcla la mantequilla de maní, mantequilla, miel y sal. Esparce alrededor de 1 cucharadita de relleno en la parte inferior de una galleta y júntala con la otra para formar el alfajor. Continúa haciendo alfajores con las galletas restantes y el relleno. La experta Bullock-Prado ha publicado los libros de cocina “My Life from Scratch: Confections of a Closet Master Baker” (2009), “Sugar Baby” (2011), “Pie It Forward” (2012) y “Bake It Like You Mean It” (2013).

Loading...
Revisa el siguiente artículo