Presentan nuevas herramientas terapéuticas contra el cáncer

Durante mucho tiempo, los únicos tratamientos disponibles fueron la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia.

Por: Publinews

Foto: AFP Foto: AFP

Nanomedicamentos, técnicas quirúrgicas cada vez más afinadas gracias al láser y los ultrasonidos focalizados: el tratamiento del cáncer apela a nuevas técnicas quirúrgicas, según especialistas reunidos en la Academia de Cirugía de París.

Desde hace varios años hay innovaciones promisorias incluyendo los nanomedicamentos, cápsulas de tamaño minúsculo (mil millonésimas de metro), es decir 70 veces más pequeños que un glóbulo rojo y capaces de conducir una molécula activa al lugar preciso donde la misma es necesaria, evitando otras partes del cuerpo donde no lo es.

“Eso permite evitar efectos secundarios a menudo importantes, que se observan en la quimioterapia clásica, pero también cortocircuitar fenómenos de resistencia”, explica Patrick Couvreur, biofarmacéutico pionero de estos minúsculos comprimidos.

Actualmente hay una decena de nanomedicamentos disponibles en el mercado, en su mayoría utilizados en cancerología: tal es el caso del Doxil o Caelyx (doxorubicina) del Janssen Cilag, y del Abraxane (paclitaxel) del laboratorio norteamericano Celgene, dos remedios utilizados en el tratamiento del cáncer de mama y de ovarios en estado avanzado.

En 40 hospitales europeos y norteamericanos hay estudios clínicos para evaluar el efecto de la doxorubicina encapsulada en un nanomedicamento en cánceres de hígado resistentes a la quimioterapia.

Según resultados preliminares citados por Couvreur, la supervivencia de los enfermos se multiplicaría por dos.

– Tratamientos más precisos –

Para Afshin Gangi, que practica la radiología en Estrasburgo (este de Francia), se trata de “tomar el camino más corto hacia el tumor” y destruirlo de la manera más completa posible, sin necesariamente recurrir a la cirugía clásica. Ésta puede ser reemplazada por técnicas de ablación térmica, que utilizan radiofrecuencias, laser, microondas, crioterapia (con frío) o ultrasonidos focalizados (la energía acústica se concentra sobre el blanco a que debe ser destruido).

Principalmente utilizadas para intervenir en el riñón, el hígado y la próstata, estas técnicas podrían aplicarse en el futuro a otros órganos abdominales y también al cáncer de mama, según Gangi.

AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo