Razones para cambiar tu café por uno orgánico

Detrás de la taza que bebes por la mañana hay más que un proceso de selección de granos y tueste. Descubre las bondades de esta clase de bebida guatemalteca.

Por: Publinews

Foto: José Hernández Foto: José Hernández

Por mucho tiempo se ha mantenido la idea de que el café orgánico es el que no involucra pesticidas durante el proceso de cultivo de la planta o el que se deja por completo en estado natural. En realidad, ninguna de las dos creencias es verdadera.

“El café es muy sensible al dejarlo en abandono o en su estado natural, ese no es café orgánico. Este comprende la aplicación de tecnología y conocimiento del proceso de cultivo”, asegura José Francisco González, gerente de la Federación Comercializadora de Café Especial de Guatemala.

Una de las principales razones para tomar café orgánico es que al no ser rociadas las plantas con pesticidas o herbicidas, estas desarrollan defensas gracias a un biofermento que sustituye a los químicos tradicionales.

Otra razón, y esto puede que cause debates entre los puristas del café, es que el sabor es considerablemente mejor en nuestra opinión. Luego de haber probado el café orgánico que se cultiva en Las Barrancas, San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, con un poco de azúcar de panela, fue mucho más fácil hacer el cambio al orgánico.

Además, su precio no es más elevado que el del café regular. En algunas cafeterías la libra cuesta desde Q45 hasta Q75, así que no representará una amenaza para tu bolsillo.

Y si te gustan las variedades, el café orgánico se cultiva en la mayoría de regiones de Guatemala, así que ya no tendrás pretextos para no probarlo.

El trayecto

“Con nosotros culmina el proceso de este proyecto de café orgánico y no es una satisfacción individual, sino colectiva”. Estuardo, de 29 años, barista del café Kishé, que comercializa el café orgánico en Xela.

El proceso del café orgánico

1. Plantaciones. Cambios en los cultivos

Durante años los agricultores han luchado contra el hongo de la roya, que les ha provocado pérdidas de hasta más de la mitad de sus cosechas. Gracias al biofermento, las ganancias se han restablecido y las pérdidas son menores que cuando empleaban los químicos tradicionales para eliminarlo.

2. Proceso. La selección de los mejores granos

Después de la cosecha, los granos son separados por tamaño, forma y color en la planta de la Federación Comercializadora de Café Especial de Guatemala. Aquí también se procesan otros productos que promueven el comercio entre los productores de café.

3. Otros productos. Miel y azúcar de pana para todos

Además de producir café, los pequeños caficultores aprovechan las bondades de la naturaleza para crear miel de abeja, polen, azúcar de pana y bisutería, para mejorar sus ingresos.

4. Apoyo. La Cooperativa Alemana

KfW financia el proyecto de la producción del biofermento y les da seguimiento a los caficultores.

5. Experiencia. El producto final en tu taza

Una taza caliente de café orgánico adorna el fin de esta historia de sabor y tradición.

José Hernández

Loading...
Revisa el siguiente artículo