ABC: los quiénes y el cómo del diccionario

Si alguna vez te preguntaste cómo se recopilan y por qué se eligen las palabras de un diccionario, te contamos sobre este proceso lexicográfico y su importancia en la educación de colegio

Por: Publinews

Foto: Agencias Foto: Agencias

Todo estudiante de colegio consulta a diario el diccionario para conocer los significados, las pronunciaciones y las traducciones de palabras. ¿Te has preguntado cuál es el análisis crítico para elaborar un diccionario?

Tomas García Cerezo, director editorial de Larousse, le explicó a Publinews Internacional en qué consiste la creación de una obra lexicográfica.

El primer paso es consultar las bases de datos, formadas por un banco de palabras con sus respectivas definiciones y estructuradas por categorías gramaticales (verbo, sustantivo o adjetivo), agregando ejemplos, así como posibles sinónimos y antónimos.

Después se define el tipo de diccionario que se hará, a qué segmento va dirigido y su propósito.

Con base en esto, se establece su extensión y contenido: de vocabulario general, escolar o temático (geografía, matemáticas, biología, química, entre otros).

Es primordial que los diccionarios tengan información en relación con los niveles y grados, por lo que siempre están en concordancia con los programas de estudios oficiales y objetivos de la SEP, que son revisados anualmente.

La edad y el tipo de público al que va dirigido definen el tipo de lenguaje que usarán los redactores. Por tal motivo, el director editorial de Larousse argumenta que, aunque internet ha facilitado el acceso a obras que ofrecen las definiciones, sigue siendo importante tener un material de consulta ya que “quizá puedas encontrar un ensayo de 42 páginas hecho por una eminencia en el tema, pero ahí un chico de 14 años no podrá encontrar lo que busca ni entender lo que dice”.

Respecto de esta ventaja de la vigencia que tiene el ciberespacio sobre las obras impresas, García Cerezo agregó que la incorporación de neologismos o retirar términos en desuso no es una práctica que se dé a gran velocidad.

“Hay palabras o modismos que no necesariamente se integrarán al léxico. Sobre todo, si les estamos enseñando a los chicos usar el lenguaje de la manera correcta, hay que estar plenamente seguros de que es una palabra que llegó para quedarse”.

Tecnología

• Apps y versiones en línea: Larousse cuenta con aplicaciones compatibles con iOS y Android, así como versiones digitales de la obra incluidas en el diccionario. Las ediciones en internet están en constante actualización y permiten navegar con hipervínculos, lo que hace más dinámico su manejo.

• Facebook: Las redes sociales permiten darle un giro más entretenido a la lengua. Por medio de publicaciones originales con personajes como la Llama Culta interactúan con sus casi 500 mil seguidores.

• Twitter. @Larousse_latam Los usuarios pueden tuitear sus dudas ortográficas.

Los expertos

Conoce a los responsables de elaborar un diccionario.

• Lexicógrafos: quienes le dan la definición a las palabras.

• Redactores: con base en la definición, la adaptan a la obra.

• Correctores de estilo: Revisan la ortografía, la redacción y que el lenguaje o la terminología usadas sean las correctas.

• Corresponsales editoriales: monitorean los usos de las palabras de todas las regiones de Hispanoamérica.

Alexandra Ortiz / Publinews México

Loading...
Revisa el siguiente artículo