Nick Lloyd: “Los mitos fracasados”

El experto en la Primera Guerra Mundial del King’s College, Londres, revela el verdadero legado de este primer conflicto global.

Por: Publinews

Foto: Publinews Foto: Metro World News

La guerra parece haber sido idealizada y vista como una gran aventura.

¿También aplica para la Primera Guerra Mundial?

En el Reino Unido se tiende a pensar sobre este entusiasmo loco por la guerra que es casi irracional, pero es un mito. El reclutamiento y el entusiasmo hacia la guerra son algo que un número de historiadores han analizado en los últimos años y han comenzando a cuestionarse. Si te fijas, el mayor reclutamiento repentino llegó después de las noticias de la retirada en Mons, Bélgica, en 1914, entonces la gente no estaba unida totalmente bajo un principio.

A menudo escuchamos que los hombres eran abatidos por el fuego de las ametralladoras. ¿Fueron estas las causantes de la mayor cantidad de muertes? y ¿cómo la era de la industria cambió la guerra?

No, la artillería fue algo crítico que cambió la guerra: la mayoría de las muertes fueron por la artillería de fuego y no por las ametralladoras. Fue una guerra de grandes armas. Vimos la industrialización y la intensificación total: la producción de gigantescos armamentos, los sistemas de defensa, las balas y los alambres de púas realmente transformaron la sociedad europea. Para 1918 la guerra era muy diferente a como fue en 1914.

Las series de televisión como “Blackadder” satirizaron a los oficiales como ineptos bufones que lideraron a sus hombres hacia una muerte segura. ¿Eran las clases altas líderes completamente incompetentes?

Es un mito que oficiales incompetentes enviaran a la clase trabajadora a la muerte en las trincheras. Si miras el número de bajas de los oficiales de la escuela privada, la cifra es algo inesperado. Esta clase fue de las que más perdió gente comparado con cualquier grupo social, las clases media y alta hicieron su parte. La mayoría de aristócratas y familias de bien como Lord Asquith perdieron a un hijo.

La gente a veces recuerda la guerra por medio del material de archivo. ¿El “shell shock” o fatiga de combate fue una condición inevitable para los soldados en los siguientes periodos?

El error más común es que se piense que la mayoría de la gente sufre de “shell shock”. Hay más de cinco millones de hombres en las fuerzas armadas y la mayoría de ellos no lo sufre. No es un problema masivo, pero sí significativo. Las preguntas son: ¿Por qué sucede? ¿Esto se trata de valentía y coraje o de debilidad física? Es un problema complejo. El “shell shock” ha causado grandes divisiones en el mundo médico. Como mencioné, algunas personas creen que está ligado a la cobardía y entonces necesitas ser estricto; y otros argumentan que es un problema fisiológico: rezagos de la fatiga que se ha introducido en el cerebro, que pueden ser comprobados.

Publinews

Loading...
Revisa el siguiente artículo