Una alimentación sana para reducir el riesgo de gripe en invierno

La doctora Lisa Hark, directora del Programa Educacional de Prevención y Nutrición de la Universidad de Medicina de Pensilvania, publicó una dieta sana para ayudar a reducir la aparición de estornudos, congestión, irritación a causa del clima incluso la gripe.

Por: Publinews

Foto: Agencias Foto: Agencias

De acuerdo con Hark, una alimentación sana refuerza el sistema inmunitario. La clave es no es esperar a enfermarse para hacer los cambios; será mejor revisar la dieta alimenticia y el estilo de vida ante de que la gripe ataque.

Estos son los consejos:

Confíe en alimentos sanos, no en vitaminas

Los alimentos sanos son mucho mejores que los suplementos para la prevención de la gripe, porque a través de los alimentos conseguimos todo un paquete nutricional. Por ejemplo, comer una naranja es mejor que tomar vitamina C porque la naranja le ofrece un conjunto de nutrientes (magnesio, potasio, folato, vitamina B6 y flavonoides ricos en antioxidantes).

Esta vitamina es importante para un sistema inmunitario saludable. Los estudios no muestran que tomarla en exceso impidan la gripe. Hark aconseja comer frutas o verduras que la contengan.

La razón por la que los frutos y verduras son mejores es porque también contienen vitaminas A y E, así como los flavonoides que trabajan en conjunto con la vitamina C para convertir a todo el cuerpo en sano.

Coma más frutas y verduras

Ahora que sabemos que necesitamos comer bastantes frutas y verduras, el próximo paso es convertir este concepto en una realidad. Existe una tendencia a comer menos frutas y productos hortícolas en invierno, lo que es precisamente lo contrario de lo que debería hacerse. Toda la gente debe ingerir por lo menos 5 raciones de frutas y verduras al día, de modo a obtener las vitaminas, minerales, fibras y antioxidantes que se necesitan.

 

Mantenga una dieta sana

La doctora señala que una dieta bien equilibrada debe incluir carnes magras, pescado, verduras, lácteos desnatados, cereales y frutos secos ya que proporciona al organismo todo lo que necesita.

Las carnes, los lácteos, los huevos son especialmente importantes porque proporcionan los aminoácidos.

Hark recalca que debemos alejarnos de los azúcares y las grasas. Ella sugiere que se preparen meriendas saludables para no caer en la tentación de la comida rápida.

Una alimentación sana es sólo parte de la solución. La doctora Hark tiene otros consejos para mantenernos sanos:

Lávese las manos. Sus manos están en contacto con gérmenes durante todo el día. La mejor forma de librarse de ellos es lavarse vigorosamente las manos. Lave las manos antes de preparar las comidas, después de manipular carnes crudas y antes de servir los alimentos. Asegúrese que toda la gente en la mesa sigue las mismas prácticas de higiene.

Descanse. Hoy en día, la mayoría de los niños y adultos no duerme lo suficiente. Cuando el cuerpo no descansa lo suficiente, existen mayores probabilidades de enfermar.

Vacúnese contra la gripe. Hark dice que independientemente de la edad, la vacuna contra la gripe es siempre un excelente medio de prevención. La vacunación adquiere una especial importancia para personas ancianas con problemas respiratorios.

Haga ejercicio. Existen fuertes indicadores que dicen que quién practica deporte enferma con menor frecuencia. El ejercicio es importante durante todo el año, incluso durante el invierno. Haga una planificación para mantenerse activo durante el invierno, como los vídeos de ejercicios, saltar a la cuerda o practicar natación. No se olvide de llevar sus accesorios de entrenamiento cuando viaja, prácticamente todos los hoteles poseen gimnasios y piscinas cubiertas donde podrá practicar un poco de deporte.

Publinews /Agencias

Loading...
Revisa el siguiente artículo