Javiera Espinoza

Día de la Tierra: el cambio climático es ahora

Por: Publinews

Javiera Javiera Espinoza

Hablar de cambio climático para muchos, incluidos los tomadores de decisiones, es algo ambiguo y lejano. Sin embargo, es un fenómeno real y tangible en el que, si no actuamos ya, estaremos afectados por cambios bruscos en el clima para los cuales dudo de que estemos preparados. El aumento evidente de las temperaturas en nuestro planeta es un hecho alertado por la comunidad científica a través de sustanciales reportes, donde la conclusión más esbozada es que necesitamos tomar medidas drásticas para detener el calentamiento global.

Hoy, la mayoría de las sociedades aporta al cambio climático con la contaminación y actividades depredadoras del territorio. Aumenta así la temperatura planetaria y disminuye irreversiblemente la superficie de los glaciares; la extinción de especies y el calentamiento de la superficie del océano, entre otras consecuencias importantes en los sistemas naturales, que tienen la importante tarea de regular el equilibrio y permitir la vida. Estamos frente a un problema global, para el cual la ONU ha demostrado preocupación, porque, según la evidencia científica que recopiló su Panel de Expertos de Cambio Climático (IPCC, en inglés), se proyecta que la redistribución de las precipitaciones genere un aumento de la pobreza, hambrunas, proliferación de enfermedades producto de las inundaciones, sequías prolongadas y olas de calor. Estas situaciones llevarían a un desaceleramiento económico, a un aumento de las desigualdades sociales.

Para evitar estos desastres, se necesitan soluciones globales ante este fenómeno de carácter mundial. Desde hace 20 años algunos países se reúnen una vez al año en la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y este año la reunión será entre el 1 y el 12 de diciembre en Lima, Perú (COP-20). Aun cuando el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, ha llamado para septiembre a la Cumbre del Clima ante los alarmantes informes científicos, esperamos que los líderes mundiales convocados a participar tomen conciencia de la urgencia y no se repita la lamentable arrogancia e indiferencia que llevó en la COP-19 de Varsovia al retiro voluntario en señal de protesta de la mayoría de las agrupaciones que representaban a la sociedad civil en las negociaciones.

La urgencia amerita reemplazar el Protocolo de Kioto, que fue creado en 1997 y que grandes países como Estados Unidos o China no han firmado. Es nuestro deber exigirles a nuestros gobernantes que este año se esboce un nuevo Protocolo para la COP-21 en París, proyectada para 2015. En este hito climático se debe lograr consensuar un acuerdo global que impronte el cambio de mentalidad que necesitamos para preservar la vida y hacer frente verdaderamente al cambio climático.

No tomar conciencia y quedarnos de brazos cruzados ante la urgencia climática que nos incumbe a todos como habitantes del planeta (sin distinguir en fronteras político-administrativas, religión o ideología) y no tomar acciones inmediatas sería un garrafal error que comprometería no solo la vitalidad y el crecimiento de las economías, sino que además afectaría la calidad de vida.

Tenemos que actuar ahora, es nuestro deber presionar a las autoridades para que actúen y apliquen medidas concretas de solución. Los elegimos con nuestros votos, por lo que es nuestro derecho y deber ciudadano presionarlos para que actúen en beneficio nuestro y de toda la humanidad. En todo el mundo existen diversas instituciones preocupadas, organizadas y activas que le estaremos haciendo un seguimiento al desarrollo y la implementación de las políticas públicas nacionales e internacionales en materia climática, para exigir a nuestros tomadores de decisiones actuar ya.

Hoy, 22 de abril, fecha en que conmemoramos el Día de la tierra, es una oportunidad propicia para invitar a todos los ciudadanos a informarse y profundizar sus conocimientos sobre el cambio climático, para alzar la voz de manera propositiva y así fortalecer la incidencia que tendrá la sociedad civil en la COP-20 de Perú, y hacer de esta nueva cumbre oficial del clima una oportunidad real para avanzar en este problema global que se alza como el principal desafío que enfrenta hoy la humanidad.

Loading...
Revisa el siguiente artículo