Miles de opositores y chavistas se retan por la paz en #Venezuela

Al menos 50 mil opositores respondieron a la convocatoria de Henrique Capriles, llenando varias avenidas del municipio de Sucre, para exigir el desarme de grupos paramilitares y protestar por el deterioro económico

Miles de opositores y chavistas se retan por la paz en #Venezuela
Por: Publinews

Cientos de miles de opositores y chavistas medían sus fuerzas este sábado en sendas marchas a favor de la paz en Caracas y otras ciudades en una Venezuela convulsionada desde hace casi tres semanas por manifestaciones estudiantiles que han dejado nueve muertos y un centenar de heridos.

En Caracas, al menos 50.000 opositores respondieron este sábado a la convocatoria de Henrique Capriles, llenando varias avenidas del municipio de Sucre, para exigir el desarme de grupos paramilitares y protestar por el deterioro económico.

“Ya no aguantamos la situación del país. No es justo que siendo uno de los países más ricos del mundo no podamos ni conseguir comida, que nos maten a nosotros y a nuestros amigos y que cuando protestamos nos repriman”, dijo a la AFP Joel Moreno, estudiante de 24 años, que viajó desde Barquisimeto (oeste) para participar en la marcha.

En el centro de la capital, bastión chavista, también decenas de miles de personas vestidas de rojo y blanco y con flores en las manos protagonizaron una “marcha de mujeres por la paz y por la vida”, denunciando la violencia y los destrozos causados en el marco de las protestas estudiantiles, que el gobierno de Nicolás Maduro califica de “golpe de estado en desarrollo”.

“Venezuela es un país de paz y no puede venir a transformar lo que es. ¿Por qué vienen estos estudiantes? Somos gente de paz. Esperamos que todo se normalice. Que dejen gobernar a este presidente, que fue electo democráticamente”, explicó a la AFP, Josefina Lisset, de 54 años, estudiante universitaria gracias a un programa social.

Aunque ambas marchas tienen lugar en zonas opuestas de Caracas, la posibilidad de que confluyan en algún punto de la geografía levanta las alarmas en un país altamente polarizado y que tiene muy presente los días de abril de 2002, cuando una manifestación opositora hacia el Palacio de Miraflores derivó en un breve golpe de Estado contra el entonces presidente Hugo Chávez.

Capriles ratifica liderazgo

Con su convocatoria a esta marcha Capriles vuelve a colocarse a la cabeza visible de la oposición, luego de que en los últimos días el protagonismo estuviera dominado por el sector radical de la Mesa de Unidad Democrática, cuyos dirigentes promueven la estrategia de ocupar las calles para conseguir, bajo la consigna de “La salida”, para conseguir un cambio de gobierno.

“Este gobierno es un error en la historia, pero nosotros no podemos salir de este error para incurrir en otro error. Tenemos que construir una fuerza tan grande que sea capaz de convocar a los que se ponen la franela roja (identificados en el chavismo)”, aseguró Capriles.

“Algunos sectores radicales de la oposición había puesto en etredicho el liderzgo de Capriles, lo consideraban quizá débil por no apoyar las marchas que promovían ‘La salida’, pero hoy queda demostrado que el liderazgo de Capriles sigue en pie”, explicó a la AFP el analista político Ángel Oropoeza, profesor en la Universidad Simón Bolvívar (USB).

Una de las cabezas visibles del ala radical es Leopoldo Lòpez, quien se encuentra en una prisión militar desde hace cinco días acusado de varios cargos de incitación a la violencia.

– Nueve muertos –

Las protestas, que iniciaron el 4 de febrero estudiantes de San Cristóbal (oeste) ante la inseguridad que golpea al país, se extendieron a otros puntos de Venezuela y se sumaron consignas contra la crisis económica, la inflación, el cese a la represión policial y la liberación de detenidos tras las protestas.

Según cifras oficiales, los disturbios que se viven a diario en varias ciudades del país han dejado nueve muertos: cinco por herida de bala, tres en accidentes vehiculares durante las protestas y de la novena se desconocen las circunstancias.

Aunque con menor intensidad, las protestas continuaron el viernes en Caracas y otras localidades como San Cristóbal, que hoy vivió una jornada de relativa calma solamente con bloqueos en las principales avenidas, constató la AFP.

El gobierno por su lado denunció este sábado “ataques con bombas molotov” en mercados populares y sedes del partido oficialista en varias ciudades del país.

En una rueda de prensa el viernes, Maduro sostuvo que las protestas sólo afectan 18 de los 335 municipios de Venezuela y sentenció que el “guarimbeo” (bloqueo callejeros con fogatas) se va a ir acabando con los métodos constitucionales, legales y pacíficos.

– Tensión con Estados Unidos –

Maduro lanzó el viernes al presidente Barack Obama una oferta de diálogo y restitución de embajadores entre Venezuela y Estados Unidos, país al que acusa de fomentar la revuelta con el fin de propiciar un golpe de Estado.

Pero en respuesta, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, no mencionó la oferta de Maduro, criticó “la detención de manifestantes” y “el uso de la fuerza por parte del gobierno” en la represión de los estudiantes, lo cual provocó este sábado la airada reacción de Maduro.

“John Kerry amenaza a Venezuela con más violencia, con sus declaraciones da luz verde a los grupos violentos para atacar a nuestro pueblo”, replicó por Twitter el presidente.

Pese a las tensiones en el plano político, Estados Unidos es el principal cliente del petróleo de Venezuela, que cuenta con las mayores reservas de crudo en el mundo. Ambos países carecen de embajadores desde 2010.

AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo