Obesidad se globaliza

Ya no es un problema del primer mundo: ahora los países en desarrollo están luchando contra este flagelo.

Por: Publinews

Foto. Shutter Foto. Shutter

Por generaciones, los mexicanos han disfrutado de aguas frescas, un brebaje saludable para saciar su sed. Pero ahora son quienes tienen el mayor consumo de soda o gaseosa per cápita del mundo.

Y los efectos se evidencian en las estadísticas de salubridad: hoy en día 33% de ellos son obesos, lo que los hace aún más gordos que los estadounidenses (32%), según la Organización de las Naciones Unidas. Guatemala vive una situación similar.

“Los paladares de las personas han sido secuestrados”, asegura Xavier Cabada, coordinador de salud nutricional de la Organización Mexicana de Nutrición. “La gente es más propensa a consumir sal y grasa en la comida chatarra que cuando cocinan platos tradicionales”.

Pese al sobrepeso, los mexicanos no tienen vidas opulentas. Por el contrario, son consumidores de bajo presupuesto. “Desde hace diez años las multinacionales han cubierto el país con comida ultraprocesada”, explica Cabada. “Es más barata, está disponible en todo lado y es adictiva”.

A lo largo del mundo los pobres se están volviendo gordos. Según la Organización Mundial de la Salud, la obesidad es aún menos común en los grupos de bajos ingresos, pero ser pobre ya no es una garantía en contra de abultarse la cintura.

“La obesidad es un problema de tiempo completo”, afirma Hank Cardello, director de la Iniciativa de Soluciones para la Obesidad del Instituto Hudson en Washington D. C. y autor del libro “Relleno: Una mirada hacia quienes (realmente) están volviendo gordos a los estadounidenses”.

“Solamente en Estados Unidos cuesta cerca de US$200 billones al año. Y está el costo personal: la obesidad es un portal para enfermedades”.

Actualmente, en donde las tendencias de obesidad están creciendo más es en las economías en vías de desarrollo de Latinoamérica. Perú tiene más restaurantes de comida rápida per cápita que cualquier otro país. En Guatemala, la mitad de los niños sufre de anemia y retraso en el crecimiento, mientras que el 50% de las mujeres tiene sobrepeso o son obesas.

“Ya se están viendo los resultados en las enfermedades relacionadas con la obesidad”, reporta Cabada. “Demasiadas personas tienen diabetes. Si en un cuarto lleno de mexicanos preguntas si alguno tiene esta enfermedad, el 80% dirá que sí. Algunas personas con pesos normales tienen problemas de nutrición”.

La respuesta, sostiene Cardello, es mostrarles a los gigantes de la comida que ellos mejoran su línea de fondo si reducen calorías en sus productos. Cabada ve un rayo de esperanza: “Aquí en México, las personas están dándose cuenta de que se están volviendo más gordas, así que están más alertas con la comida chatarra”.

Hábitos

“Uno de los mayores enemigos para comer bien es que las personas no tiene tiempo para cocinar”. Hank Cardello, director de la Iniciativa de Soluciones para la Obesidad del Instituto Hudson.

En México

81 mil murieron en 2011 a causa de la diabetes, tres veces más que las que murieron por la guerra de las drogas.

Más saludables

1. Satisfries de Burger King

Papas a la francesa cocinadas con una mantequilla especial que ayuda a que el cuerpo absorba menos grasa.

2. Los macarrones de Krafts

El famoso producto americano tendrá en breve el color natural en lugar del amarillo.

3. Los Wraps de McDonalds

Los sándwiches incluyen pepino, tomate y lechuga. La cadena de restaurantes también ha introducido en el mercado ensaladas.

Elisabeth Braw / MWN

Loading...
Revisa el siguiente artículo