Goyo De León: “Con la radio me liberé, perdí el miedo a la vergüenza”

El carismático y divertido conductor de “YoSíSideral, 90.1” vive un gran momento en su carrera al coprotagonizar dos franjas premium y perfeccionar su talento en el deporte durante el programa de entrenamiento Crossfit. Compartió su experiencia con Publinews Mujer.

Por: Publinews

Foto. Pedro Orozco Foto. Pedro Orozco

A cualquier lugar a donde vaya Gregorio “Goyo” De León, lo acompañan las bromas y risas. Para su entrevista con Publinews Mujer decidió vestir un traje y una corbata. Sus colegas en Emisoras Unidas no dejaron pasar desapercibida tal elegancia. Frases como “Goyo, ¿te vas a casar?” y “Abran paso a Goyo, el diputado” se escucharon en los corredores. El protagonista se limitó a reír y a advertir de que se vengaría de cada broma. Goyo nos habló acerca de su sentido del humor, su familia y sus franjas “A todo dar”, de 5:30 a 8:30 horas, y “El bocinazo”, de 17:00 a 19:00, ambas en “YoSíSideral, 90.1”.

Aunque eres famoso por trabajar en la radio, tengo entendido que no estudiaste ciencias de la comunicación.

Aciertas. Soy licenciado en psicología industrial.

¿Cómo entraste en la radio?

Por suerte. Cuando era deportista tenía un grupo de amigos de Sudamérica, y dos de ellos estaban en el programa “La batucada”, en “YoSíSideral”, y me invitaban a actividades. Me gustó. Fui adoptando conductas, chistes y personalidades. Entonces me propusieron integrar la franja de “Los 3 Ratones” en otra estación. Y así comencé.

¿Qué hacías antes de entrar en la radio?

Estaba entregado al taekuondo. Cuando me retiré, mis amigos me invitaron a trabajar con ellos en publicidad y en radio. De ahí entré a tomar fotografías para un diario y por la interacción con los clientes me dediqué a ventas. Después di el salto a las cabinas de locución.

¿Te gusta la radio?

Sí. Para mí, la radio es más que un trabajo, es una pasión. Nada mejor que podás vivir de lo que te apasiona. Es mi caso actual.

¿Y tus horarios de trabajo?

Son raros. Por una parte, me gusta porque nunca agarro tráfico (risas). A esa hora estoy hablando en la cabina. Por otro lado, tuve que limitarme en la parranda porque las madrugadas son difíciles. Lo que más me gusta es que estoy libre la mayor parte del día.

Foto. Pedro Orozco Foto. Pedro Orozco

¿Eres tan bromista en tu vida cotidiana como lo eres en la radio?

Sí. Es más, parte de mi personaje en radio soy yo multiplicado por mil. Soy parrandero, me gustan las chavas y me encanta contar chistes.

¿Qué te dicen o qué te piden tus oyentes que te reconocen en la calle?

Me dicen “reíte”, entonces les respondo que mínimo me hagan reír. Si me cuentan algo gracioso, me mato de la risa, pero solo así no puedo. También me preguntan cosas que han escuchado en el programa y chistes que no entienden.

¿Qué haces en tu tiempo libre?

Deporte, estar con mi familia, que son mis papás, mis hermanos y mi hija.

¿Cómo es la relación con tu hija?

Muy buena, se llama Andrea y tiene 21 años. Yo la tuve cuando tenía 15, sí, fui precoz. Siento que mi hija ve una figura paterna en el esposo de su mamá, y eso es bueno, y a mí me dice papá y la apoyo. Es una relación de amigos. Vamos a a conciertos juntos. A veces me ve con mis amigas y me dice “papá, ¿ellas son de mi edad?, y solo le puedo responder que eso es lo que me cae, porque las de mi edad ya están casadas.

¿Cómo ha sido la relación con las mujeres en tu vida?

Era muy tímido. Tartamudeaba, sudaba en exceso y no tenía ni idea de qué decirles. Después, no sabía si me aceptarían con una hija. El deporte me obligó a ganar confianza en mí mismo. Estudiar psicología me ayudó a luchar contra mis miedos. Y con la radio me liberé, perdí el miedo a la vergüenza.

¿Cómo te llevas con tu mamá, Mirna Luz?

Yo digo que todos los hombres en Latinoamérica tenemos mamitis.

¿Te escucha en la radio?

Ya no tanto. Le choca lo que digo, aunque le explique que es una broma. A veces me invento en un chiste que mi mamá dijo algo, y ella me dice que nunca lo hizo. Mi papá, Edgar Raúl, sí me escucha y me propone bromas. Él es de Zacapa y tiene esa gracia y forma natural de molestar y contar historias. Pero es tímido y frente a la gente cambia de actitud.

¿Y con tus hermanos?

Creo que tienen envidia (risas). Soy el más pequeño de tres hermanos. Dicen que soy el consentido. Cuando me ven tomando mi bebida de proteínas, bromean que estoy tomando un jugo mágico de “Forever Young” (ríe).

Su lado deportista

Antes de ingresar en el mundo de la radio, Goyo le dedicó su vida al deporte.

• Taekuondo: Fue seleccionado nacional desde 1992 y estuvo invicto hasta 2000.

• Retiro: A los 24 años se retiró debido a una lesión y a su edad, ya que la competitividad en esta disciplina es entre 18 y 24 si no hay lesiones.

• Despedida: El retiro fue un golpe duro. “Es como un divorcio. Inconscientemente, estás concentrado en lograr un objetivo y lo perdés, es como si te quedás sin tu esposa. Sufrí depresión y no lo sabía”, expresa.

• Crossfit: Este programa de entrenamiento es su nueva pasión. “El objetivo es hacerte lo más fuerte y hábil posible. Que seás tan versátil al correr, al nadar y en gimnasia”, explica el locutor y deportista.

David Lepe Sosa

Loading...
Revisa el siguiente artículo