Reflexiones de un impulso emocional

La manera en que el ser humano piensa, guarda recuerdos y reacciona ante distintas situaciones es un proceso químico que ocurre en el cerebro.

Por Publinews

Foto. Shutterstuck Foto. Shutterstuck

Cuando tuve la oportunidad de trabajar con alumnos de distintos niveles de formación y estudiar su forma de reaccionar ante los distintos eventos cotidianos, observé que cada uno de nosotros respondemos de manera distinta a circunstancias similares, aunque se tenga toda la información igual del suceso.

Esta observación y este análisis me condujeron, sin ser psicólogo o terapeuta, a encontrar una serie de combinaciones en las que cada ser humano responde según sus características y destrezas de pensamiento. Además, todas sus reacciones están supeditadas a asaltos emocionales producidos en el tronco cerebral, cerca de la base del anillo límbico, por una pequeña “almendra” denominada amígdala, la cual permite regular e identificar las emociones. En palabras de Goleman: “Es la especialista en asuntos emocionales”.

Pero sigamos reflexionando acerca de las combinaciones. Todos los seres humanos están dotados de siete inteligencias. La lingüística, la lógica matemática, la espacial, la musical y la corporal se definen como cognitivas. Y la intrapersonal e interpersonal son inteligencias emocionales. Estas determinan las distintas habilidades y destrezas con que cada uno se va desarrollando en la vida. Adicional a estas capacidades que cada uno tiene con distinto valor y énfasis, cada ser humano tiene un estilo de aprendizaje acerca de sus sucesos cotidianos y de los cognitivos, y va guardando esta información, ajustándola según los resultados obtenidos.

A ello se le suma que cada ser humano tiene un temperamento distinto: el colérico, el sanguíneo, el melancólico y el flemático. Esta serie de combinaciones, que podrían ser más de mil posibilidades de reacción, generan una mezcla explosiva que es administrada según la circunstancia por esa pequeña “almendra”, que hace que cada respuesta emocional sea comprometedora para bien o para mal y que en ocasiones se cometan actos impulsivos con consecuencias funestas, que se acentúan en momentos de desolación.

Resalto de manera textual un párrafo de Goleman para que se comprenda el papel de la amígdala en el actuar humano y en sus reacciones impulsivas: “La señal visual va primero en la retina al tálamo, donde es traducida al lenguaje del cerebro. La mayor parte del mensaje va entonces a la corteza visual, donde es analizada y evaluada en busca de significado y de respuesta apropiada; si esa respuesta es emocional, una señal va a la amígdala para activar los centros emocionales. Así la amígdala puede desencadenar una respuesta emocional antes de que los centros corticales hayan comprendido perfectamente lo que está ocurriendo.”

En tal sentido, además de la combinación de opciones citadas, hay reacciones cuyos sucesos no comprendemos y que hacen que una vida cambie en segundos, que se agreda sin compasión, que se sumerja en profundas sensaciones de tristeza que produzcan lágrimas incontrolables, o momentos de satisfacción emocionales que contagia la risa que ocasionan accidentes corporales. En fin, es importante aprender a entender que podemos ser sujetos de impulsos emocionales que nos asaltan y generan reacciones químicas internas que cambian completamente al ser humano. Debemos controlar las emociones y administrar de manera adecuada los impulsos; sin embargo, aclaro que no es sencillo y depende mucho del conocimiento de nosotros mismos. Les invito a reflexionar en este tema y a explorar en su interior acerca del manejo impulsivo de nuestros actos.

En la Universidad InterNaciones consideramos fundamental el conocimiento del ser humano y su potencial para la toma de decisiones responsables e incluimos cursos obligatorios en todas las carreras de herramientas para pensar, inteligencia emocional y pensamiento científico, lo que mejora las destrezas de pensamiento de nuestros estudiantes.

Pensamiento

“Cada ser humano tiene un estilo de aprendizaje acerca de sus sucesos cotidianos y de los cognitivos, y va guardando esta información”. Jorge Enrique Vargas Mantilla, secretario general de la Universidad InterNaciones

Detalles

La Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (FCEE) es una de las unidades académicas que forma parte de la Facultad de Humanidades de la Universidad InterNaciones.

• Propósito. En esta facultad se forman empresarios y profesionales que serán líderes emprendedores con sentido ético que crearán y dirigirán empresas competitivas, humanas y responsables con la sociedad.

• Experiencia. En la FCEE se une la cátedra de alto nivel con prácticas de trabajo desde el primer año, para asegurar una exitosa integración profesional.

 

Doble titulación

Con la FCEE existe la opción de obtener una especialización en turismo debido a la asociación con el César Ritz College, en Suiza.

Prácticas

Por un convenio con el Disney International College Program, se pueden realizar prácticas en los parques temáticos de Disney, en Orlando.

Asociaciones importantes

La FCEE tiene convenios con entidades como la American Hospitality Academy,

la Excoex International Business School; la Red Internacional de Escuelas de Negocios; la Universidad de Navarra, en España, y la Universidad La Sabana, de Colombia.

David Lepe Sosa

Loading...
Revisa el siguiente artículo