Logra una buena comunicación no verbal

Para el trabajo, manejo de un negocio o tu relación con los demás en todos los ámbitos, comunicarte es un aspecto clave que te recomendamos no dejes pasar por alto.

Por: Publinews

Para conseguir una comunicación eficaz es necesario, además de manejar un buen discurso que permita transmitir la información, idea o pensamiento, un buen lenguaje kinésico o corporal para que los mensajes coincidan entre sí.

A pesar de la indiferencia que le damos a la comunicación no verbal, la realidad es que entre 65% y 80% del total de nuestras expresiones las realizamos a través del contacto visual, los gestos, la tonalidad de voz, los movimientos de las extremidades del cuerpo, la postura y distancia corporal.

Teniendo en cuenta esto, Diana Rivera, consultora en comunicación de Ketchum Conexiones, aconseja diez puntos para tener en cuenta a la hora de enfrentar una situación en la que se necesite presentar o hablar delante de un público.

1. Control Visual

Es recomendable situarse en un lugar donde mantegas una visión en sentido de radar, para que se pueda sostener la mirada con toda la audiencia

2. Imagen y postura

Se asimétrico, lo ideal es tener los pies entreabiertos para tener una postura más cómoda. No introduzcas ambas manos en los bolsillos.

3. Uso de extremidades

Si necesitas dar credibilidad no exageres los gestos y movimientos de la parte superior de tu cuerpo, ya que desviarás la atención del público.

4. Empatía y ritmo

Es importante mostrar una postura relajada y tranquila, así como generar silencios no muy largos para evitar la monotonía. Estos rescatan la atención ante un punto importante, así que no abuses de estos.

5. Usa los ojos

Además de intentar mirar a todas las personas a las que nos dirigimos y no únicamente a una, es necesario expresar las ideas con la vista, esto muestra que dominas el tema y sabes de lo que estás hablando.

6. Objetos del escenario

Aunque para algunas personas funcione el manejo de algún objeto durante la presentación para relajarse, puede convertirse en un elemento distractor para el público.

7. Respiración y tono

Si regulas la respiración evitarás la monotonía de tu discurso. Si hablas muy rápido haz ejercicios bucales previos. Utilizar un tono alto es como un signo de admiración verbal para llamar la atención, si abusas parecerá que le estás gritanto al público.

8. Jamás leas

Foto. Shutterstock Foto. Shutterstock

Exponer con un racimo de hojas en la mano solo muestra tu falta de preparación y profesionalismo. Lo mismo si empleas una tablet. Exponer con tus propias palabras tiene mayor aceptación y credibilidad, además resulta más agradable para el público.

9. Indumentaria

Es importante no exagerar la formalidad pero tampoco pecar de descuidado. Averigua con anticipación quiénes asistirán a la presentación (si no son más de 10 personas). Si son jóvenes viste algo jovial y moderno, y si será una reunión de negocios a nivel gerencial el saco es la mejor solución y los tonos metálicos.

10. Las muletillas

La fatiga auditiva que se genera por usar estas “ayudas” genera un impacto más negativo de lo que imaginas. La solución es el control de los nervios, el cuerpo hace lo que la voz dice. Practica tu discurso, memoriza los puntos clave y confía en ti mismo.

Publinews Colombia

Loading...
Revisa el siguiente artículo