Johanna Jensen

Siéntete bella

Por Publinews

pv_panelCierra un momento los ojos y piensa cuándo fue la última vez que te sentiste bella. Esta es una de las preguntas que les hago a mis clientes y la mayoría de las veces se tardan varios minutos en contestarme, porque no están acostumbrados a sentirse de esta manera.

Cuando hayas recordado ese momento, piensa qué llevabas puesto, de qué color era tu ropa, cómo llevabas el cabello, cómo eran tus accesorios, zapatos, etc., y especialmente, cómo te sentías en ese momento. Como asesora de imagen, mi trabajo es lograr que todos los días te sientas de esa manera: bella.

Mucho tiene que ver con aceptar por fin el tipo de cuerpo que tienes y sacarle el provecho al ciento por ciento. Los colores que más resaltan tu belleza natural también juegan un papel importante, pero para que una asesoría de imagen realmente funcione tienes que reflejar tu personalidad a través de la forma en que te vistes y te arreglas.

No se trata de vestirte como recién salida de una pasarela de modas, a menos que ese sea tu estilo, sino de descubrir realmente quién eres y qué características tuyas quieres demostrarles a los demás.

A la mayoría de las mujeres nos pasa, tenemos el clóset lleno de ropa y creemos que no tenemos nada que ponernos. ¿La razón? Porque estamos acostumbradas a comprar sin realmente pensar si lo que estamos comprando es una extensión de nosotras mismas.

Por lo general, solo tratamos de copiar lo que miramos en revistas, en las vitrinas de las tiendas o lo que se ponen personas que admiramos. Pero haciendo esto perdemos nuestra identidad.

Siempre que hago una asesoría de imagen me gusta empezar por descubrir el estilo de mi cliente, si no fuera así, la vestiría de la forma en que a mí más me pareciera, tomando en cuenta solamente su tipo de cuerpo y colorido natural y no realmente cómo es ella.

Rápidamente la persona regresaría a vestirse como antes, ya que se sentiría en cierta forma disfrazada y la asesoría no habría servido de nada.

Una vez definido a la perfección el estilo de la persona y tomando en cuenta también su estilo de vida, se pueden lograr los verdaderos cambios duraderos que permitirán que pueda demostrarle al mundo la mejor versión de sí misma.

Cuando te vistes de acuerdo con tu personalidad, inmediatamente te sientes cómoda, segura de ti misma y, sobre todo, bella.

La mayoría de las mujeres ponemos siempre a los demás antes que a nosotras mismas y solemos complacerlos hasta en la forma en que nos vestimos.

Podemos pasar años vistiéndonos como creemos que nos corresponde, dependiendo de las diferentes etapas de nuestra vida: hija, esposa, madre o mujer ejecutiva, pero nunca como realmente somos.

Haciendo esto, lo único que logramos es no sentirnos bien ni con lo que nos ponemos, ni con la manera en que nos arreglamos, porque no estamos siendo fieles a nuestra personalidad.

Mi filosofía es la siguiente: todas las mujeres merecen sentirse bellas y seguras de sí mismas todo el tiempo, sin perder su esencia.

Tu ropa debe ayudar a contar la historia de quién realmente eres y por esto mereces tener el clóset lleno únicamente de ropa que realce tu figura, te talle a la perfección y que sea una extensión de tu personalidad. No se trata de ser bella como las personas famosas o las modelos de revista, se trata de ser bella como tú.

Así que invierte el tiempo que sea necesario para poder definir tu estilo, vístete acorde a la persona que realmente eres y siéntete bella.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo