Tips para incentivar a comer equilibrado

Muchos mensajes que les das a los niños no son los adecuados, aunque creas lo contrario porque a ti te criaron de esa manera. Comer en familia es una de las actividades más complicadas.

Por: Publinews

Captura de pantalla 2013-07-01 a la(s) 22.00.51Todo padre de familia quiere que sus hijos coman una dieta balanceada y que disfruten de una amplia variedad de comida saludable mientras crecen.

Los esfuerzos bien intencionados de fomentar ingerir o evitar algunos alimentos puede enviar el mensaje erróneo y aumentar la tendencia meticulosa para comer.

Te presentamos algunos consejos de lo que los padres deben decirles a sus hijos acerca de la comida y la mejor manera de hacerlo para que el mensaje llegue por un canal adecuado.

 

No recompenses

Evita decir “debes terminarte tus vegetales para que puedas comer el postre”. Cuando un niño siente que debe comer algo para recibir una recompensa, asocia el primer plato de manera automática con la comida menos deseable.

“En vez de esto, ofrécele una variedad de alimentos que incluyan vegetales. Fomenta en tu hijo a que pruebe los vegetales, y si no le gustan, él te lo podrá decir de manera educada”, publica Candace Derickx, psicóloga y bloguera del sitio yummymummyclub.ca, que se especializa en educación para papás acerca de cómo tratar a sus pequeños.

 

Hasta llenarse

Cuando le dices a tu hijo: “Eres un buen niño porque te comiste todo lo de tu plato”, lo que él escucha es “soy bueno porque dejo el plato limpio, así que lo debo hacer mañana también”.

Lo que en realidad debes buscar es que el niño deje de comer cuando se sienta cómodamente lleno, y a veces eso significa comerlo todo, pero en otras ocasiones no lo es.

Dejar el plato sin comida puede traducirse en comer aunque se esté lleno, y esto no es sano, ya que se gana un sobrepeso innecesario.

 

No etiquetes

Etiquetar diferentes tipos de comida como “buena” o “mala” crea en el niño el sentimiento de que será bueno si come “comida buena”, y malo si ingiere “comida mala”.

“Si es balanceada, todo tipo de alimento cabe en una dieta saludable, aunque algunas comidas no lo parezcan. Mejor di: “Nos gusta tener diferentes clases de comida en la casa, y a veces incluimos galletas y dulces. Tal vez podamos hornear algunas galletas mañana o comer algún dulce después de almuerzo o cena”, explica Mónica Berrocal, psicóloga y máster en desarrollo humano, y colaboradora para Coca-Cola en la campaña “Familias reales”.

 

Hábitos

No digas: “Sé que no te gusta esta comida que estoy preparando, así que dime qué quieres que te cocine solo para ti”. Darle al niño el control de lo que coma lo desalentará a probar diferentes tipos de alimentos. Debes fomentar en tu hijo el hábito de explorar sabores y comidas. Ofrécele la comida e invítalo a que la pruebe. Una dieta balanceada es fundamental.

 

Análisis

Comparte todo lo que puedas

Comer en familia da muchos beneficios, como fortalecer los vínculos entre padres e hijos, desarrollar la comunicación y las relaciones interpersonales entre los miembros y promover la capacidad para afrontar problemas. Por los complicados horarios de trabajo en la actualidad, es difícil encontrar tiempo para comer en familia, pero se recomienda aunque sea una comida al día. Recuerda que los niños repiten actitudes y comportamientos de los adultos, así que come una dieta balanceada.

Mónica Berrocal

Psicóloga y consultora de campañas para Coca-Cola

Loading...
Revisa el siguiente artículo