Mujeres líderes: ¿cuál fue la clave de su éxito?

La capacidad de influir y emprender son características natas en una mujer. Cada vez más historias de éxito y profesionalismo están encabezadas por una de ellas. ¿Qué han hecho para triunfar?.

Por: Publinews

pv_panel (1)Las mujeres emprenden todos los días nuevas formas para disciplinar a los niños, crear una empresa, cocinar nuevos platillos, en fin, tienen una capacidad innata para generar ideas y son más persistentes a la hora de conseguir lo que desean”, explica Juan Fernando Campos, coach de vida y especialista en liderazgo de la Universidad Internaciones.

El liderazgo es un ingrediente más con el que cada mujer nace, lo que sucede es que la historia de ellas en el ámbito laboral es más reciente. Las guatemaltecas luchan día a día por abrirse espacios en la sociedad, aplicando a puestos que eran considerados solo para hombres. “La capacidad de influir y emprender es más común en las mujeres, ya que han aprendido a vivir sorteando obstáculos y se desempeñan con éxito siendo amas de casa, esposas, empresarias y líderes”, afirma Susana Roca, directora de Iniciativa Mujer.

La lista de mujeres que han alcanzado grandes logros cada vez es más extensa y vale la pena destacarlas para lograr una equidad social y de remuneración, añade Roca.

La jefa de la familia

Si se parte de que el liderazgo es esa capacidad de influir en los demás, podemos afirmar que la mujer siempre ha sido líder. Ella es quien toma la decisión de formar una familia, organiza y toma las decisiones del hogar y de los hijos. Ahora todas esas habilidades las ejecuta en una profesión, aseguran los expertos.

 

La fórmula para triunfar

pv_panelEmbajadora del sabor guatemalteco

Marta Pérez, propietaria de Arrin Cuan, es la embajadora de los platillos guatemaltecos en el mundo. Recibe invitaciones de muchos países para ir a presentar la gastronomía nacional. Doña Marta enviudó joven, pero su espíritu emprendedor la hizo dedicarse a un trabajo que le permitiera cuidar a sus hijos, por lo que la aventuró a poner un comedor que con los años se convirtió en un restaurante emblemático de la comida chapina.

Abrí mi comedor el 4 de abril de 1980 con solo ocho mesas y lo atendía con el apoyo de mis hijos. Desde esa fecha no he dejado de trabajar un solo día”, asegura doña Marta.

 

pv_panel (3)Motiva y apoya a otras mujeres

Evelyn López, propietaria de La Estación del Sándwich, siempre tuvo la idea de tener una empresa. Mientras estudió una carrera universitaria en mercadeo y publicidad trabajó para varias entidades, pero sabía que quería emprender un negocio propio. Empezó con un comercio de manteles y blancos; sin embargo, seguía pensando en crecer e ideó uno de comida, que gracias a la demanda se ha expandido a realizar eventos especiales. “Creo que uno siempre tiene la idea de algo propio desde pequeños. Me he rodeado de grandes amigos que me han ayudado a mejorar, entre ellas Mirciny Moliviatis, quien me ha sugerido opciones para optimizar mi negocio. La disciplina y pasión son indispensables para lograr los sueños”, asegura Evelyn. Ahora, por medio de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas ayuda a otras mujeres a lograr el sueño de un negocio propio.

La capacidad de influir y emprender es más común en las mujeres, ya que han aprendido a vivir sorteando obstáculos”, asegura Roca.

 

pv_panel (1)Sin temor a los riesgos

Desde que salió de la universidad, Consuelo Palomo tenía claro que las finanzas eran lo suyo. Aplicó a una plaza dentro de una corporación financiera y empezó labores como analista de riesgos. Su vocación por su profesión y su deseo de querer saber más la ayudó a posicionarse en pocos años como gerente de inversiones de la Corporación Financiera G&T. “Cuando uno tiene deseos de superarse y demuestra el compromiso de cumplir con el cargo confiado, no importa si eres mujer o si el puesto que ejecutas era ocupado por un hombre, pues lo que vale es el trabajo que demuestras”, dice Consuelo.

 

pv_panel (2)Proyectos en pro del país

La búsqueda del éxito no distingue cultura, edad o género, Julissa Flores nació en Santa Rosa, y se mudó a la ciudad a los 14 años para estudiar y convertirse en una profesional. Al graduarse del nivel medio, empezó a trabajar como secretaria en la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport) y continuó sus estudios universitarios. “Lo que hago me da felicidad, por ello lo realizo con todo mi esfuerzo y dedicación. Guatemala es un país lleno de bondades, por ello, me apasiona poder extender todo lo bueno que aquí se hace a otros países. Actualmente trabajo como coordinadora del sector de alimentos y bebidas de la Agexport, y mi misión es elaborar proyectos de innovación, promoción comercial y capacitación que conlleven a las empresas a ser más competitivas para hacer de Guatemala un país exportador”, explica Julissa.

 

Tendencias

Desarrolla habilidades de liderazgo

Enseñar a desarrollar las habilidades de liderazgo en ellas es una tendencia muy actual, que pretende empoderar a las mujeres y que exploten todo ese potencial que siempre han tenido, pero que se veía mediado por la construcción social del “rol de la mujer”, explica Campos.

Todas las personas nacen con el potencial para ser líderes; sin embargo, muchas veces es importante desarrollar esas habilidades por medio de talleres o bien motivar a las personas a través de otras historias de éxito para promover el emprendimiento”, añade Campos.

Las mujeres tienen la particularidad de trasladar sus habilidades “multitask” que enfrentan en su rol como ama de casa, madre y esposa hacia la oficina, lo cual ha impactado en los resultados empresariales de cientos de compañías que creen en el talento femenino. “Esa configuración especial de las mujeres de poder estar pendientes de muchos aspectos, por ejemplo de la administración de los pagos de la casa, la comida, las ta-reas y disciplina de los niños y muchas más les permite que en un trabajo ellas sean mucho más minuciosas y puedan tomar en cuenta más detalles. Esta capacidad hace que sus estándares de calidad sean más altos”, asegura Campos.

Eso sí, las mujeres son más directivas, debido a que son las “principales responsables” del hogar y saben dar instrucciones claras a los niños, como lo hacen con los hijos. “Ellas ponen reglas frías para mantener relaciones cálidas, es decir, imponen normas claras”, añade Campos.

 

En busca del reconocimiento

Mujeres de todos los estratos sociales han emprendido la búsqueda de su preparación profesional para formar parte de la competencia laboral. La población femenina en las universidades cada vez es mayor, tanto en las sedes centrales como en las regionales. Según datos de la Universidad Rafael Landívar, 52% de los alumnos inscritos este año son mujeres, tanto en el campus central como en las sedes departamentales.

 

La inequidad de género sigue latente

A pesar de todos los espacios que hoy existen para mujeres en el ámbito político, económico, legal, entre otros, el salario de las mujeres en los mismos puestos sigue por debajo del de ellos. Según la Encuesta Nacional de Empleo e Ingreso, de 2010, que presentó el Instituto Nacional de Estadística, las guatemaltecas reciben un salario 26% menor que el de los hombres.

En el tema de equidad, Guatemala sigue siendo un país rezagado, según el Informe Mundial sobre la Desigualdad de Género del Foro Económico Mundial. El documento recoge que las guatemaltecas trabajadoras ganan menos que sus pares masculinos, aunque trabajan más horas diarias y tienen menos oportunidades de acceso a la salud, educación y a la participación en el Congreso de la República y en cargos ministeriales.

La búsqueda de la mujer por destacar va más allá de lo económico, es aplicar todo ese potencial con el que está forjada y ser parte activa de una sociedad competitiva.

 

Configuración

La evolución de la mujer la ha llevado a explorar otros tipos de liderazgo sin dejar a un lado su desempeño en el hogar”. Juan Fernando Campos, coach de vida

 

Análisis

Brecha del sueldo

La lucha por abrirnos espacios a nivel profesional ha dado sus frutos, cada día la mujer guatemalteca ocupa espacios laborales con incidencia. Se ha superado que las opciones de trabajo para ellas ya no estén en la escala jerárquica por debajo del hombre. Sin embargo, hay un trecho largo que recorrer en relación con la remuneración equitativa.

En el salario se reflejan las condiciones desiguales por género. Esto responde a concepciones estereotipadas sobre la mujer, cuestionando su capacidad intelectual, profesional o su derecho a una remuneración justa por el trabajo realizado.

Las mujeres tenemos que trabajar doblemente para sobresalir más que ellos.

Estas formas de relación laboral pueden superarse, mientras las mujeres conozcamos nuestros derechos y nos empoderemos en nuestro espacio profesional, podremos exigir una remuneración consecuente, digna y humana por el trabajo realizado.

Licenciada Alejandra González, socióloga y especialista en temas de género.

 

Fuerza laboral

2 millones de mujeres guatemaltecas formaba parte de la población económicamente activa, en 2012. Instituto Nacional de Estadísticas

 

Herramientas de éxito

Mayor compromiso

Desarrollan un víncu-lo más fuerte hacia el cumplimiento de los objetivos de su trabajo. Además, son más persistentes y apasionadas en todo sentido. Son capaces de enfrentar varios obstáculos sin “soltar la rienda”.

 

Empáticas en todo sentido

Suelen ser más empáticas en el desarrollo profesional de sus subalternos. Trasladan su “instinto maternal” y buscan el bienestar emocional y económico de todos a su alrededor. Esta cualidad logra desarro-llar el compromiso de sus trabajadores.

 

Orden y disciplina

Por naturaleza ellas son más ordenadas y logran trasladar muy bien esta cualidad al trabajo. Son más organizadas y buscan la armonía visual en sus lugares de trabajo.

 Por Ivonne Gordillo

Loading...
Revisa el siguiente artículo