¿Estás haciendo los ejercicios correctos? Te decimos qué practicar según tu edad

En Chile, el programa “Excercise is Medicine” motiva y enseña a los profesionales de la salud a incluir la actividad física dentro del tratamiento de sus pacientes, debido a los múltiples beneficios que la práctica continua de actividad física tiene para la salud de la población

Por: Publinews

Foto: Agencias

La actividad física tiene importantes beneficios en la calidad de vida de las personas, previene el desarrollo de enfermedades crónicas, entre otros. Sin embargo, a nivel mundia, el sedentarismo es preocupante.

En Chile, un grupo de experto presentó una iniciativa que pretende difundir el concepto del ejercicio como la mejor medicina natural. Se trata del programa “Excercise is Medicine”, una iniciativa del American College of Sports Medicine de Estados Unidos, que busca motivar a los médicos para que incluyan el ejercicio al diseñar planes de tratamiento para los pacientes, como una indicación más, especialmente en aquellos pacientes que no practican actividad física.

El Dr. Fernando González, traumatólogo de Clínica MEDS y miembro de la Red Chilena de Actividad Física, quien lidera la iniciativa, cuyo principal objetivo es que todas las personas logren incluir la práctica de actividad física en su rutina diaria, no solo con fines estéticos, sino que para proteger su salud.

“En nuestro país aún se tiene la noción de que hacer deporte o ir al gimnasio es para bajar de peso y por un tema estético, pero la actividad física tiene una función importantísima en el cuidado de nuestra salud cardiovascular, mental e incluso en el bienestar social. El ejercicio es una medicina natural que podemos y debemos utilizar a nuestro favor durante toda la vida y no solo cuando estamos con sobrepeso”, asegura el especialista.

Hoy sabemos que la actividad física (AF) continua es el principal factor protector de enfermedades crónicas como la hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo II, obesidad, enfermedades cardiovasculares, diferentes tipos de Cáncer, entre otras patologías, que son las principales causas de muerte de nuestra población.

Recomendaciones para las diferentes etapas de la vida

Para llevar a cabo esta iniciativa, el programa se basa en la “Guías Americanas para la Actividad Física”, que recomiendan diferentes cantidades e intensidades de ejercicio de acuerdo a la edad.

NIÑOS Y ADOLESCENTES (EDAD 6-17 AÑOS)
Los niños y adolescentes deben realizar 1 hora (60 minutos) o más de actividad física cada día. La mayor parte de este tiempo debe ser de actividad aeróbica de intensidad moderada o vigorosa. Adicionalmente, realizar actividad de fortalecimiento muscular y estimulación ósea por lo menos 3 días a la semana.

ADULTOS (EDAD 18-64)
Todo adulto sano requiere de actividad física aeróbica de intensidad moderada, por un mínimo de 30 minutos al día, 5 días a la semana (2 horas y 30 minutos por semana) o al menos 15-20 minutos de actividad aeróbica de intensidad vigorosa, 3-4 días a la semana (75 minutos por semana).
Para alcanzar estas recomendaciones se pueden combinar la actividad física moderada y vigorosa (por ejemplo, caminar rápidamente por 30 minutos 2 días a la semana y trotar o correr 20 minutos 2 días adicionales en la semana).

Otra forma de alcanzar esta meta para aquellos que no tienen mucho tiempo, es hacer sesiones de 10 minutos por tres veces al día o 2 de 15 minutos al día, obteniendo los mismos beneficios.

Se pueden lograr beneficios adicionales para la salud, tales como la reducción de peso y la regulación del metabolismo de grasa y carbohidratos, con 300 min/semana (por ejemplo 5 x 60 min) de actividad física moderada o 150 min/semana de actividad física vigorosa (5 x 30min).

Estas actividades deben ser adicionales a las actividades de la vida cotidiana de baja intensidad o muy corta duración (autocuidado, lavar platos, trabajo de escritorio, sacar la basura, caminar al trabajo, de compras o al estacionamiento).

Es posible acumular 30 minutos o más de actividad física aeróbica de moderada intensidad, generalmente equivalente a caminar rápido y percibir un aumento de las pulsaciones cardiacas, sumando sesiones de por lo menos 10 minutos por sesión.

La actividad física vigorosa corresponde por ejemplo a trotar y causa un aumento sustancial en la respiración y las pulsaciones cardiacas.

Además, se recomienda para los adultos el entrenamiento de fuerza de los principales grupos musculares, por lo menos 2 veces por semana, con el fin de preservar la masa y la resistencia muscular.

ADULTOS MAYORES (EDAD MAYOR DE 65 AÑOS)
Los adultos mayores deben seguir las guías para adultos. Si esto no es posible debido a condiciones crónicas limitantes, los adultos mayores deben ser tan activos como sus habilidades lo permitan. Deben evitar la inactividad. Deben realizar ejercicios que mantengan o mejoren su equilibrio para prevenir o disminuir su riesgo de caídas.

Con el transcurso de los años la masa muscular disminuye progresivamente. Pero esto se puede prevenir, e incluso recuperar la masa perdida, independientemente de los años que se tenga con la práctica habitual de ejercicios de fuerza, dirigidos a este grupo etario.

“Este grupo poblacional se ha ido incrementando en nuestro país y son los que tienen las peores cifras de sedentarismo, por lo que debemos preocuparnos cada día más por ellos”, finaliza el Dr. González.

Publinews Chile

Loading...
Revisa el siguiente artículo