¿Sabes todo sobre tu cuerpo?, descúbrelo.

¿Cuántos sentidos tenemos? ¿Para qué sirve el apéndice? ¿De cuántas moléculas estamos compuestos? Estos son algunos datos que no sabías que tú cuerpo guarda.

Por Publinews

1. La función del apéndice

Se creía que el apéndice era sólo un órgano que había perdido sus funciones hace millones de años y que sólo servía para infectarse y causar apendicitis. Sin embargo se descubrió que ayuda a las bacterias con las funciones digestivas. Ayuda a que toda la vertiginosa actividad digestiva se tome un descanso de vez en cuando.

2. La pérdida del pelaje

Tal vez sea difícil de creer, pero tenemos casi el mismo número de cabellos en nuestro cuerpo que un chimpancé, sólo que nuestros vellos son muy delgados. Una de las teorías afirma que cuando los seres vivos deben aprender a cooperar, se vuelven más como sus crías. En un experimento que comenzó en los 50’s se entrenó a un grupo de zorros para ser dóciles. Con los años, los zorros adultos parecían todavía cachorros, tanto en actitud como en sus rasgos físicos. Lo mismo debió suceder con los seres humanos, quienes conservaron los vellos delgados de los bebés.

3. La causa de la piel de gallina

La llamada piel de gallina es un remanente de nuestra evolución. Ocurre cuando los diminutos músculos alrededor de los vellos se tensan, para erguirlos. Con un buen pelaje, esto se notaría como un gato erizado. Pero con los vellos delgados del ser humano, sólo hace ver a nuestra piel un poco extraña.

4. ¿Cuántos átomos tenemos?

Es difícil hacer un estimado de cuántos minúsculos átomos componen nuestro cuerpo, pero deben ser unos 7,000,000,000,000,000,000,000,000,000 en un cuerpo adulto.

5. Fuerzas electromagnéticas

Los átomos que componen la material nunca se tocan. Entre más cerca se encuentren, más repulsión hay entre sus cargas eléctricas. Es como tratar de unir dos imanes por el mismo polo.

Lo mejor es que esto aplica incluso cuando te sientas en una silla; no la estás tocando: estás flotando a una distancia minúscula, suspendido por la repulsión entre los átomos.

Esta fuerza electromagnética es billones de veces más fuerte que la gravedad. Para probarlo: acerca un imán a la puerta del refrigerador; la fuerza electromagnética del pequeño imán le gana a la fuerza gravitacional de toda la Tierra.

6. Invasores de pestañas

Alrededor de la población tiene ácaros en las pestañas… y la cifra aumenta con la edad. Estas pequeñas criaturas viven en las células viejas de la piel y en el sebo de los folículos. Miden un tercio de milímetro y son casi trasparentes por lo que son casi imperceptibles… aunque vivan tan cerca de los ojos.

7. Sangre roja

Cuando te cortas, la sangre parece roja gracias al hierro atado a los átomos de la hemoglobina.

8. ¿Más de 5 sentidos?

Sí, tenemos más de 5 sentidos. Para probarlo hagamos un par de experimentos. Si pones tu mano cerca de algo caliente, pero sin tocarlo, verás que ninguno de tus sentidos es quien te dice su temperatura; son los sensores de calor en tu piel. Hay formas similares de detectar el dolor o si estamos cabeza abajo.

Otro test: cierra los ojos y tócate la nariz. No estás usando ninguno de los 5 sentidos, sino el propioceptivo, es el que detecta donde están las partes de tu cuerpo y el que sabe qué están haciendo tus músculos.

9. Tu edad real

¿Sabías que el óvulo del que provienes se formó cuando tu mamá era un embrión? Eso quiere decir que tu ADN y el primer momento de tu existencia se formó desde antes de que tu madre naciera. Digamos que ella te tuvo a los 30, entonces, en tu cumpleaños 18 tendrías poco más de 48 años de existir.

10. Ilusiones ópticas

La imagen del mundo como lo vemos es artificial. Nuestros cerebros no producen una imagen como una cámara, sino que construyen un modelo a partir de la información de la luz, sobras, curvaturas, etcétera.

Loading...
Revisa el siguiente artículo