¿Cuál es la edad ideal para una maestría?

Los expertos señalan que el cerebro tiene la capacidad de aprender y forjar nuevos conocimientos a lo largo de toda la vida.

Por Publinews

Foto: Clipart

Contar con una maestría tiene muchas ventajas. Para empezar, te puedes diferenciar del resto de postulantes a un empleo, y por otro lado, te puede ayudar a conseguir el ansiado aumento o promoción que tanto esperas.

El cerebro, es un órgano corrugado, cargado de complejas conexiones y sinapsis neuronales, responsable de todos los procesos de aprendizaje, nunca descansa, ni siquiera cuando los años más pesan.

La plasticidad neuronal es más que la capacidad que tiene nuestro cerebro para reorganizar y organizar su sistema neuronal durante toda la vida.

“Gracias a esta plasticidad, el cerebro tiene la capacidad de aprender siempre, no hay un límite”, señala el doctor Nilton Custodio, neurólogo de la Clínica Internacional.

Esta capacidad es muy favorable, sobre todo para aquellos adultos que quieren seguir preparándose y especializándose en cursos o maestrías ligadas con su carrera.

Si bien, hay voces que señalan que la mejor edad para ello está entre los 30 y 40 años, la formación y el aprendizaje no se detienen nunca, al menos para el cerebro, y puede continuar arriba de los 50 años, sin problemas.

 “Podemos aprender durante cada minuto de nuestra vida. Incluso, es mejor a una edad avanzada, ya que los procesos cognitivos alcanzan un grado tal de madurez que permiten desarrollar ciertas habilidades y tareas que quizá en etapas anteriores no se realizaban con la misma eficacia”, agrega.

Sin embargo, el experto asegura que esto de seguir una formación continua, va a depender también de la motivación personal.

“En estos últimos años, se está viendo que hay más gente adulta que quiere perfeccionarse en el campo en que se desarrollan y es la etapa ideal, pues son personas con mucha experiencia”, señala Custodio.

Contrariamente a lo que se cree, el cerebro de una persona mayor de 60 años sí está en la capacidad de realizar estudios de maestría y otras especializaciones, aunque las técnicas de aprendizaje deberían ser diferentes.

“Las personas más jóvenes pueden crear asociaciones más espontáneas, pero un adulto mayor aprende más por acierto error, pues es un proceso menos exigente para el cerebro”, finaliza Custodio.

Gracias a la plasticidad del cerebro, una persona puede capacitarse a lo largo de su vida, sin ningún problema.

 

Publimetro Perú

Loading...
Revisa el siguiente artículo