No es una advertencia: ¡esto sí es el calentamiento global!

Tierra. Cuando el huracán “Sandy” golpeó la costa oriental de Estados Unidos, hasta los más fuertes detractores del calentamiento global se vieron forzados a repensar su posición y considerar esto: el 90% de las ciudades del mundo están ubicadas cerca de una costa. La mitad de ellas ya ha vivido el cambio climático. ¿Cómo cambiarán nuestras vidas mientras se transforma el clima?

Por: Publinews

Cambio climático significa el crecimiento de los niveles del mar debido al calentamiento de la atmósfera. Sin embargo, esta es la transformación que más lejos se ve.

“Otros efectos son más inmediatos, por ejemplo, mientras la temperatura siga subiendo, los sistemas del metro subterráneo se harán cada vez más calientes y las personas se debilitarán”, explica Rohit Aggarwala, asesor especial del grupo del clima llamado la Mesa de las ciudades C40.

Entonces, “las ciudades tendrán que dar agua fría a sus pasajeros del metro”, agrega.

Aunque muchos asociamos los efectos del cambio climático con desastres naturales en países en vías de desarrollo, también están afectando a los países industrializados.

“Este año se ha demostrado que el clima en los países industrializados es diferente de lo que solía ser”, afirma Elizabeth Hadly, profesora de biología de la Universidad de Standford.

“Muchas cosas están cambiando; ecosistemas van a desaparecer y con ellos las especies. Algunos cambios anteriores han ocurrido en periodos de tiempo más largos y van a impactar nuestra forma de vida”, enfatiza Hadly.

Solo las aves ya están migrando más hacia el norte para conseguir comida, conforme la temperatura aumenta, así lo harán los humanos también.

Esto causará una enorme presión sobre las fronteras de los países y obligará a cambios fundamentales en las políticas de migración.

Pero, a nivel de la ciudad, se darán cambios pequeños mucho después. “Las enfermedades tropicales crecerán mientras la temperatura aumenta, incluso en los países más fríos”, resalta Aggarwala.

“Entonces los ciudadanos tendrán que instalar protectores en sus ventanas. Además, como las inundaciones se han hecho más frecuentes, los sistemas eléctricos de las casas tendrán que pasar del sótano al piso más alto. ¿Y qué pasará con las inundaciones en los subterrá neos? Tendremos que construir sistemas de señales a prueba de agua”, recalca la especialista.

Algunas ciudades ya han ideado formas para almacenar el cambio climático inducido por las inundaciones, mientras que otras se han preparado para elevar sus casas y calles. Rótterdam, ubicado bajo el nivel del mar, está a la cabeza.

“Nosotros ya hemos instalado almacenamientos subterráneos para aguas de inundaciones en los parqueaderos públicos”, explica Chantal Oudkerk Pool, planeadora de la ciudad.

En otras palabras, muy pronto, los residentes de esta urbe neerlandesa tendrán que vivir en un barrio flotante, alistándose para muchas otras inundaciones.

“El cambio climático, con excepción del derretimiento de los polos, no asusta. Pero tenemos que hacernos a la idea de que está pasando y la buena noticia es que cuando ocurra, será mejor vivir en una ciudad que en las afueras”, concluye Aggarwaa.

Loading...
Revisa el siguiente artículo