Ciudades se adaptan al cambio

Kristianstad, lucha con el crecimiento del nivel del agua

Por: Publinews

Kristianstad. Una ciudad sueca que ya está luchando con la realidad que todos enfrentaremos con el avance del cambio climático: niveles de agua crecientes. Rodeó la ciudad con taludes que sirven como carriles para bicicletas y para pasear.

Kristianstad, un acogedor pueblo de 36 mil habitantes, se caracteriza por tener un nuevo paseo a través del canal de la ciudad. Algunos residentes leen libros en los bancos del parque, mientras otros andan en sus bicicletas. Incluso hay arte moderno para mejorar la experiencia.

Bienvenidos a la adaptación al cambio climático. “Las inundaciones se han vuelto más frecuentes en los últimos 10 años, y los viejos taludes ya no son lo suficientemente buenos”, explica HansÅke Ström, el ingeniero jefe de la urbe.

“Tenemos que planear para la llegada de más del doble de agua que en el pasado”.

A medida que el clima cambie, los niveles del mar se incrementarán, y las ciudades alrededor del mundo enfrentarán la misma situación que Kristiansand.

“La adaptación al cambio climático tiene que ser construida sobre la estrategia, de la forma como es en Kristianstad”, explica Åse Johannessen, un investigador compañero del Instituto Ambiental de Estocolmo.

“A la medida en que los niveles del agua se incrementen, se hará más y más difícil hacer que fluya lejos, entonces las ciudades deben decidir entre si quieren vivir con ella, o alejarla. Pero alejar el agua es muy riesgoso. Es mejor adaptarse y vivir con ella, evitar crear sistemas vulnerables que puedan conducir a los desas tres cuando se rompen las barreras artificiales”.

Para el año 2100 los niveles del agua alrededor de Kristianstad se incrementarán en 1.6 metros esto si se coopera en reducir las emisiones de Dióxido de Carbono.

Adaptación futurista de Singapur

Singapur. Ubicado en la línea costera, es caliente, húmedo y densamente poblado. Esa ciudad lucha contra el cambio climático reciclando el agua que los habitantes utilizan. Además, han construido fábricas de agua.

“Tratamos de recoger cada gota de agua que cae del cielo y usar cada una de esas gotas”, declara George Madhavan, director del Departamento de Redes PUB, de la Agencia Nacional de Agua de Singapur. Ahora recoge casi todo el líquido que sus residentes usan y la recicla.

Lo hace debido al cambio climático. “Tuvimos que desarrollar resistencia”, explica Madhavan.
“Ahora nuestro suministro de agua no depende del clima, sino de la tecnología”. El sistema, llamado NEWater, utiliza el agua residual.

Sobre los sistemas de regeneración, el departamento de agua ha construido fábricas, donde esta es filtrada e irradiada.

Singapur no está solo en el reciclaje de H2O, pero ningún país de estas latitudes ha tomado agua de este tipo.

“Limpiar el agua en lugar de depender de la naturaleza es una buena cosa”, anota David Santillo, un investigador especializado de Greenpeace.

Pero, advierte, NEWater no es una especie de santo remedio: “Igualmente tenemos que limitar nuestro consumo.

Limpiar las aguas sucias requiere mucha energía, lo que contribuye al cambio climático”. Hoy en día NEWater aporta el 30% del consumo en esa ciudad; para 2050, el uso del proceso se incrementará 50%.

Aunque el agua reciclada se utiliza principalmente en fábricas, también es potable.

PUB regularmente reparte botellas NEWater en eventos públicos. Dado que la mayoría de sus minerales han sido eliminados, el sabor de NEWater es más plano que el líquido regular.

Con este sistema, cuando golpea una sequía serán capaces de mantener el suministro.

Loading...
Revisa el siguiente artículo