"La Bahía": La película de terror ecológica

Barry Levinson, el ganador del Oscar y director de “Rain Man” y “Actividad Paranormal” hace también películas medioambientales. Prepárate para asustarte con “La Bahía”.

Por Publinews

Foto: Wikipedia

El 4 de julio de 2009, pequeños monstruos salieron de la bahía de Chesapeake cerca de Washington D. C. y mataron personas inocentes, dejándolas maltratadas, ensangrentadas e infectadas. ¿Es una historia real? No, pero la nueva película “La Bahía” (The Bay) filmada como si fuera un documental, al estilo de “El proyecto de la bruja de Blair” y “Actividad paranormal”, pretende serlo.

En el fondo se esconde un mensaje ambientalista: nuestras aguas son tóxicas. El ganador del Oscar, Barry Levinson creó la cinta.

Un video estilo documental es una extraña decisión para un ganador de un Oscar, ¿qué lo hizo hacerlo?

– Bueno, no tenía pensado hacer una película así. Fue una evolución. Fui contactado por la gente de Maryland para hacer un documental acerca de la muerte del 40% de la bahía de Chesapeake. Investigué sobre el asunto y vi que PBS ya había hecho un documental increíble sobre eso, pero últimamente nadie responde, se preocupa o ha pensado en hacer algo por este río estadounidense que tiene el 40% muerto, está lleno de sopa tóxica. Un par de semanas después pensé que de pronto lo que había que hacer era tomar todos los hechos y ponerlos en una historia, crear personajes y así la situación sería más aterradora para todos.

¿No es esta cinta como el equivalente a esconder alguna medicina en un postre?

– La información es básica en la creación de historias. Se convierte en una, y la historia es una forma de conectar. Además pienso que le añade algo a la experiencia, le da credibilidad.

¿Cuáles son las condiciones en la película que vienen de esos dos estados?

– Bueno, tomo agua. Se sabe que los sistemas de filtración en Estados Unidos son del nivel “D”. Es lo que nos dicen, cumple los estándares. Es de mala calidad, pero cumple con las normas. Sabemos que el agua no tiene la calidad que nos dicen, pero pensamos: “Bueno, está bien, de todas formas”.

¿Qué hay acerca de los monstruos en esta película?

– Son realmente isópodos, existen. No están en la Bahía de Chesapeake en este momento, pero están ahí, en el Atlántico. De hecho, la escena donde el oceanógrafo sostiene la cámara y dice: “Es un piojo”, no es una toma CGI. Es un pez que tiene piojos y que se encuentra en Carolina del Sur, donde filmamos. Hay un montón de cosas que están basadas en algo real, lo que lo hace un poco más aterrador.

¿Hay esfuerzos por corregir lo que está pasando en la Bahía de Chesapeake?

– Se dice que hay esfuerzos para arreglarla. Se puede corregir el daño si se pone un poco de empeño en ello. En este momento se está haciendo algo de trabajo, así que no puedo decir que no se esté haciendo nada. Pero sí que no se está haciendo lo que se tiene que hacer. Hay que estar en alerta. Quiero decir, se puede corregir, pero es cuestión de tener voluntad.

Análisis

El dinero detrás de Green Cinema, Ned Edbar

Hollywood está lleno de activistas detrás de una buena causa, especialmente la ambien tal. Pero la historia del “cine verde” es una llena de parches.

Lo que parece funcionar es que el mensaje medioambiental sea inherente a la historia, especialmente si la película es basada en hechos reales, como “Erin Brockovich” o “Big Miracle” donde un pueblo se esfuerza por liberar a una familia de ballenas.

Una película de ficción puede tener estas claves de la vida real, como “Fast Food Nation”, acerca de los horrores de “Mickey D’s”. Hollywood triunfa cuando mezcla el mensaje ecológico con el entretenimiento a gran escala, como en “Avatar”, “El día después de mañana” o “WallE”, de Pixar, que hizo US$520 millones de en el mundo.

Este año el director Barry Levinson trata de usar una película de horror como “La Bahía”.

Hecha con bajo presupuesto, probablemente recuperará la inversión. Generalmente, no hay un sustituto para la verdad, y los documentales ecológicos son largos y llenos de tradición.

Los más famosos incluyen a “An Inconvenient Truth”, de Al Gore, y el esfuerzo de hacer de un vertedero de basura arte en la brasileña “Waste Land”. Mientras tanto, “Promise Land”, de Gus Van Sant, acerca de la perforación hidráulica (fracking) está para salir el próximo año y a tiempo para ser considerada para los Oscar.

¿Será un éxito o un fracaso? Ya lo veremos.

Héroes y villanos

Héroe: Gisele Bündchen

La modelo brasileña fue nombrada la Mejor celebridad internacional verde del año en los Green Awards y es desde 2009 embajado ra de buena voluntad de la ONU.

Héroe: Daryl Hannah

La actriz estadounidense fue arrestada mientras protestaba con grupos ecológicos. La conductora de un carro de biodíesel, Hannah filma video blogs sobre sostenibilidad.

Héroe: Mark Ruffalo

Verde en la pantalla (Hombre increíble en “Los vengadores”), verde en la vida real, el actor de EE. UU. fue interceptado por METRO Nueva York para ser el editor invitado en 2011.

Villano: Mariah Carey

Adicta a las millas de avión, esta diva es conocida por darle un consumo excesivo a su jet privado. También llevó vía aérea a un entrenador a Nueva York solo para una sesión de ejercicio.

Villano: John Travolta

Su pasión por la aviación le deja una considerable huella de carbo no. Un grupo estima que el actor genera en promedio 800 toneladas de emisiones de carbono al año.

Villano: Toby Keith

La estrella de la música country gana una mención por la sencilla razón de haber lanzado la canción “Red Solo Cup”, que le rinde homenaje a los vasos plásticos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo