Opinión

"Situación en Israel"

Esta semana Hamás prometió llevar a cabo otro “7 de octubre”, pero no permitiremos que eso suceda.

Yiftah Curiel, Embajador de Israel en Guatemala Yiftah Curiel, Embajador de Israel en Guatemala

Por: Yiftah Curiel, Embajador de Israel en Guatemala

PUBLICIDAD

El 7 de octubre, cientos de terroristas llevaron a cabo un ataque brutal, atacaron a 30 comunidades israelíes y cometieron una masacre como la que los judíos no habían experimentado desde el Holocausto. Torturaron, quemaron, violaron y asesinaron a familias enteras, niños, bebés, ancianos, así como a cientos de jóvenes en un festival de música. Tomaron 240 rehenes, entre ellos niños cuyos padres fueron asesinados ante sus propios ojos. Los terroristas de Hamás estaban orgullosos de sus acciones obscenas, filmándolas en vivo en las redes sociales, llamando a sus padres a deleitarse con la sangrienta masacre que llevaron a cabo.

A pesar de las imágenes de vídeo, algunas tomadas de las propias cámaras corporales que portaban los propios terroristas, algunos tienen el descaro de negar esta masacre, como el representante palestino en El Salvador, quien, en entrevistas a los medios de comunicación, incluso aquí en Guatemala, intentó afirmar que todo era mentira. Pero no fue mentira. 1.400 israelíes fueron asesinados el 7 de octubre y muchos miles resultaron heridos, e innumerables familias en Israel nunca volverán a ser las mismas después de este día infame.

Hamás abrió una guerra contra Israel y ahora estamos respondiendo en Gaza con dos objetivos: liberar a nuestros niños, a todos los rehenes, israelíes y ciudadanos de muchos otros países, y desmantelar y destruir las capacidades militares de Hamás, que sigue disparando cohetes indiscriminadamente contra nuestros principales centros de población, incluso ahora, mientras usted lee esto. Imagínese miles de cohetes lloviendo sobre sus ciudades durante un mes, teniendo que correr en busca de refugio, con la esperanza de llegar a tiempo; esperando que tus hijos, tus padres, tus amigos, estén en un lugar seguro, cubriéndose.

Mientras Israel se defiende, ya escuchamos a los antisemitas culpar a Israel de llevar a cabo un genocidio en Gaza. Permítanme dejarlo muy claro: Israel sólo tiene como objetivo a los terroristas de Hamás, mientras que Hamás es quien comete un doble crimen de guerra: disparar contra civiles israelíes mientras se refugia en zonas civiles, incluidas escuelas, hospitales e instalaciones de la ONU. Esto, además de los crímenes de guerra que representa mantener a civiles como rehenes durante casi un mes, mientras se niega el acceso a la Cruz Roja o cualquier información sobre su bienestar.

Israel ha hecho todos los esfuerzos posibles para advertir a la población civil de Gaza que se traslade a la parte sur de la Franja de Gaza, donde actualmente se está llevando a cabo el principal esfuerzo para luchar contra Hamás. En el sur, hemos coordinado la entrada de cientos de camiones que transportan ayuda humanitaria a través de la frontera de Egipto con Gaza. Es evidente que Israel se preocupa más por los civiles palestinos que Hamás, invirtiendo miles de millones de dólares durante 15 años no en el futuro de Gaza, sino en el desarrollo de armas, la excavación de túneles y la construcción de cohetes para matar judíos.

Ningún país permitiría que un grupo terrorista similar al ISIS que masacró a 1.400 de sus habitantes continúe y opere a lo largo de su frontera. Esta semana Hamás prometió llevar a cabo otro “7 de octubre”, pero no permitiremos que eso suceda. Estamos decididos a despojar a Hamás de su poder, crear una realidad diferente en Gaza; esa realidad beneficiará tanto a israelíes como a palestinos.

PUBLICIDAD

Tags


Lo Último