Publicidad

Mayra Gabriel: “Un acto de amor”

Mayra Gabriel
“Los tres nos unimos al objetivo y reto de crear la cultura de donación de órganos y fue el 27 de abril de 2004 cuando nació con mucho entusiasmo Fundación Donaré. Semana a semana nos reunimos con nuevos colaboradores para organizar la divulgación de este objetivo principal. Responder inquietudes, como dónde se deben inscribir, y explicar que no se trata de un listado ni de andar con un carnet, sino de transmitir en familia el deseo de donar órganos en caso de muerte cerebral. Yo dejé la fundación en 2010 que con mucho orgullo puedo compartir que logré posicionar y transmitir por esos años que estuve en Donaré la cultura de donación de órganos, pues se empezó a hablar y a tomar más conciencia sobre esto tan importante de la vida del ser humano”.
Publicidad

En diciembre de 1993, estando unos días con mi familia en Miami, mi hijo Giancarlo, de año once meses, jugaba sobre una silla de rueditas cuando perdió el equilibrio y cayó de lado. Tuvo un golpe en la cabeza y el daño interno que tenía no lo noté en su momento. Luego de algunas horas y momentos de impotencia y angustia, nos fuimos al hospital en donde, al hacerle varios exámenes, le determinaron muerte cerebral.

No sé realmente desde cuándo existía en mí, pero el mensaje de la donación de sus órganos fue automático. Gracias a esta herencia, el proceso de duelo que viví fue menos doloroso. Saber que su partida no fue en vano me anima como madre y me permite tener más sabiduría y aceptación del Plan Divino.

Por otro lado, como me dijo Marta en agosto de 2003, su hija Lucía había fallecido por un tiro en la cabeza, por lo que quiso donar sus órganos, pero le dijeron que no era posible. Ella fue al Hospital Roosevelt, en donde le diagnosticaron muerte cerebral, y el deseo de su familia de hacer la donación quedó frustrado. Al reencontrarnos Marta y yo, decidimos hacer de estas experiencias algo positivo. Buscamos al Dr. Rudolf García-Gallont, otro amigo de infancia, quien regresaba de culminar su preparación en trasplante de páncreas en Brasil.

Los tres nos unimos al objetivo y reto de crear la cultura de donación de órganos y fue el 27 de abril de 2004 cuando nació con mucho entusiasmo Fundación Donaré. Semana a semana nos reunimos con nuevos colaboradores para organizar la divulgación de este objetivo principal. Responder inquietudes, como dónde se deben inscribir, y explicar que no se trata de un listado ni de andar con un carnet, sino de transmitir en familia el deseo de donar órganos en caso de muerte cerebral. Yo dejé la fundación en 2010 que con mucho orgullo puedo compartir que logré posicionar y transmitir por esos años que estuve en Donaré la cultura de donación de órganos, pues se empezó a hablar y a tomar más conciencia sobre esto tan importante de la vida del ser humano.

¿Qué es la muerte cerebral y cómo se determina? Es el cese completo e irreversible de todas las funciones cerebrales como consecuencia de accidentes, tumores, hemorragias cerebrales o lesiones fatales en la cabeza. Es diagnosticada por un grupo de médicos especializados por medio de un electroencefalograma plano.

¿Qué pasa con el cuerpo del donante? Luego de encontrar al receptor compatible y hacer el trasplante, el cuerpo se le entrega a la familia en cuestión de horas.

Gracias al apoyo de los guatemaltecos, hemos logrado desde el 8 de febrero que nos dimos a conocer una respuesta increíble de querer conocer más sobre esta realidad. La donación de órganos es aprobada por la mayoría de religiones y culturas, que la definen como un acto de amor.

(Visited 78 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO