“Nos toca crear futuro”

María del Carmen Aceña
"En este sentido, nos toca crear futuro. Además de atacar frontalmente a los corruptos y al crimen organizado, requerimos acciones de prevención y formación. Sistemas de gestión transparentes y eficientes del gobierno, como la ley de contrataciones y la de servicio civil deben modernizarse. Entrarle a la desnutrición crónica y la transformación de la educación dará competencias a los niños y jóvenes para lograr un buen empleo."
Publicidad

Los temas abordados por la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, y el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, fueron amplios e integrales. Sin embargo, es de resaltar que la mayor preocupación de este país norteamericano es el aumento de migrantes irregulares a su país. Realmente las expectativas de los guatemaltecos eran superiores a lo que sucedió el pasado lunes.

El mensaje global fue la construcción de la prosperidad de Guatemala, logrando inversión extranjera, el aumento de empleos formales y emprendimientos, la lucha contra el crimen organizado y el combate a la corrupción. Los compromisos van en cuatro grandes líneas: 1) Donar vacunas, 2) Integrar dos equipos de trabajo contra la corrupción, y trata y tráfico ilícito de personas, 3) Empoderar a las mujeres jóvenes y 4) Generar mayores oportunidades económicas.

En el corto plazo, la vicepresidenta se comprometió a donar 500 mil vacunas. Invertir en la inmunización de la población es prioritario para el país, para lo que debieran incluir recursos para la gestión y logística. Aún no se cuenta con un cronograma del envío.

Respecto a los equipos de trabajo, se creará un grupo que incluirá a fiscales y especialistas en aplicación de la ley de los Estados Unidos (EE. UU.) para investigar y enjuiciar casos de corrupción con nexos en la región del Triángulo Norte. Se menciona el involucramiento de los departamentos de Justicia, Tesoro y de Estado de EE. UU. Se incrementará el número de los asesores legales en Guatemala para desarrollar capacidades, formación y tutoría al Ministerio Público. Se hizo énfasis en apoyar la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) para fundamentar casos de corrupción, aunque existe una fiscalía específica. Se pretende también una respuesta rápida de equipos de ambos países para preparar los casos de corrupción. El enfoque es parte de una iniciativa global contra la “cleptocracia” (sistema de gobierno en que prima el interés por el enriquecimiento propio a costa de los bienes públicos).

El otro equipo de trabajo está relacionado con la trata y tráfico ilícito de personas, el cual es de suma importancia, especialmente para los Estados Unidos. Se señaló la creación de un grupo de expertos de ambos países que detectará el tráfico ilícito de migrantes y trata de personas. Se utilizarán datos e inteligencia y se dará seguimiento. De hecho, sorprendieron las palabras de la vicepresidenta Harris cuando en discurso dijo claramente “no vengan a los Estados Unidos”. Posiblemente este equipo de trabajo sea el más importante para ellos.

Ahora bien, para el corto plazo, se prometieron recursos para el empoderamiento de mujeres jóvenes, especialmente indígenas. Se pretende también prevenir la violencia de género en zonas de altos niveles de migración, que se sabe son los departamentos cerca de la frontera y además los más pobres. Sin embargo, se invertirá en un programa de apenas US$40 millones en tres años. Además, se espera una donación de US$7.5 millones para apoyar el espíritu emprendedor y la innovación para el desarrollo y se buscará un aporte del sector privado de US$22.5 millones. Varias empresas internacionales ya se han sumado a esta iniciativa. También se pretende construir 1,800 viviendas con un préstamo de US$19.5 millones de la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional (DFC, por sus siglas en inglés), agencia que proporciona créditos. Incluye un proyecto específico, “Agro Atlantic”, de US$6 millones para extender una plantación de bananos. Se incluyen US$15 millones de créditos a las Mipyme dirigido a la región occidental con los índices más altos de migración.

En resumen, se donarán aproximadamente US$50 millones e igual cantidad se proporcionará en créditos. Los equipos de trabajo son importantes para combatir el crimen organizado, la narcoactividad e identificar y atrapar a los coyotes. Un centro en el occidente para atender a los retornados puede ayudar a orientar a los que regresan al país. Ampliar el número visas para empleo formal es ideal.

Importante agradecer donaciones y apoyo de otros países, pero no se puede concluir que sean de alto impacto para el desarrollo del país, mucho menos a mediano y largo plazo. Queda claro que la visita de la vicepresidenta obedece al interés de los EE. UU. en reducir la migración irregular. A pesar de contar con nuevos incentivos para quedarse, estos no serán suficientes. Los guatemaltecos migran buscando mejores oportunidades en el extranjero y deben crearse.

En este sentido, nos toca crear futuro. Además de atacar frontalmente a los corruptos y al crimen organizado, requerimos acciones de prevención y formación. Sistemas de gestión transparentes y eficientes del gobierno, como la ley de contrataciones y la de servicio civil deben modernizarse. Entrarle a la desnutrición crónica y la transformación de la educación dará competencias a los niños y jóvenes para lograr un buen empleo. Urge resolver la elección de magistrados de la Corte y plantear una reforma de la justicia. Contar con certeza jurídica y estabilidad macroeconómica son condiciones para atraer más y mejores inversiones. Además, debemos fomentar valores como el mérito, honradez y servicio en las familias, comunidades y por supuesto en el Estado. Sin ética, no habrá forma de resolver el enredo local. ¿Qué sabor le dejó la visita de la vicepresidenta Harris? ¿Cómo iniciamos un nuevo imaginario? ¿Cuál es su recomendación para crear el sueño guatemalteco?

(Visited 233 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO