Por ahora

Mayra Gabriel
“Lo bueno es que el por ahora no dura para siempre cuando se está despierto y es una gran señal de estar consciente y con esperanza para recibir todo aquello nuevo que pueda traerme esta aventura llamada mi vida”.

Con todo lo que he estado oyendo últimamente, una frase que escucho se repite y siento en la mayoría de los mensajes es “por ahora”. Y, ¿qué siento cuando oigo o leo la frase: por ahora? ¿Será esperanza? ¿Será poner en pausa algo? ¿Será que tiro la toalla porque quiero resolver o hacer ciertas cosas y no puedo hacerlo? Por ahora, siento que es poner algo en pausa y saber, con esperanza, que lo que quiero seguirá después. Y, como dicen, no pasa nada. Lo que es simplemente será cuando toque. Al final y al cabo, quienes vivimos en fe sabemos que está escrito cómo pasarán las cosas, pero hay que creerlo.

Hoy entiendo que, por ahora, no puedo hacer fuera de mi casa lo que quisiera estar haciendo con la libertad que estaba acostumbrada, pero sé que, dentro de algún tiempo, cuando ya toque, podré seguir con lo que quiero. Sé que estar en mi hogar junto con mi hijo y con quienes comparto mi techo nos está dando la gran oportunidad de conocernos mejor, de compartir en armonía y organizarnos, quién quita y hasta de una mejor forma.

Por ahora, emocionalmente, todo puede cambiar. Puede ser que antes evadiera de alguna forma compartir con los más cercanos y ahora que me ha tocado estar cerca acepté que hay mucho por reconocer o mucho por aceptar, donde las cosas deben ir por otro camino. Estoy segura de que muchas parejas se han dado cuenta de lo mal o bien que estaban como familia, al compartir más de cerca en este tiempo cuasi obligatorio de quedarnos en casa. Han sido momentos con grandes oportunidades de cambio. Qué lindo por todos aquellos que la armonía se convirtió en más felicidad, más comunicación y mucho mejor convivencia.

Saber estar sola o solo es lindo. Es cierto, primero hay que desaprender que no se puede estar sola y disfrutar de sí misma. Esto no es nada fácil. Se necesita de muchísima valentía para romper los patrones estructurales de la sociedad y la religión, patrones que muchas veces no nos dejan ser auténticos y felices. Pero cuando se pasa ese por ahora del aprendizaje, que se vuelve una constante de la vida o como dice Og Mandino, “esto pasará también”, es ahí donde puedo decir que cuando nosotros cambiamos por dentro, nuestra vida cambia. Hoy por hoy, hay un gran despertar de conciencia y de aprender a vivir el presente, como dice Ricardo Soto. Es estar y seguir aprendiendo que todas las respuestas están dentro de uno mismo. Porque autoescojo cómo quiero ser. Fuera de uno mismo, hay mucha distracción y cuando hay oportunidades de crecimiento o experiencias fuertes de la vida, es donde se tiene la gran oportunidad de aprender, de buscar ayuda y de adentrarse para sentirse, para cuidarse y amarse a sí mismo.

Cuando digo por ahora, cierro mis ojos y siento dentro de mí una sensación de libertad, de alegría, de sentir que estoy ganando el examen de mi vida. Puede ser que muchas veces haya dicho por ahora no me siento bien, por ahora tengo derecho a estar triste y llorar, ¿por qué no? Lo bueno es que el por ahora no dura para siempre cuando se está despierto y es una gran señal de estar consciente y con esperanza para recibir todo aquello nuevo que pueda traerme esta aventura llamada mi vida.

(Visited 90 times, 1 visits today)

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO