Su sábado les llegará

Luis Felipe Valenzuela
"Tal vez no surja una exigencia ciudadana similar a la de 2015 a inmediato plazo. Pero no está tan lejos como los corruptos quisieran. De hecho, ya la siento dando ‘pasos de animal grande’. Y cuando se dé, no será tan pacífica como entonces. De más está decir que se la están buscando. Y su sábado les llegará".

No es solamente lo que hacen. Es sobre todo cómo lo hacen. La aprobación del presupuesto de 2021 fue una emboscada “estilo asaltante”, en la que se intentó, sin éxito, eludir el escrutinio del ojo público. Ello, como mínimo, da para dos teorías: O ya no les importa nada o están aprovechándose al máximo antes de que “algo” suceda y les impida hacer de las suyas con semejante descaro. Tiendo a creer que es una mezcla de ambas.

Por un lado, se confían de la debilidad ciudadana para organizarse y protestar. Sin embargo, como ya va siendo costumbre, las calles aledañas al Congreso volvieron a ser tapadas antes de la sesión. Lo cual sugiere que, por tranquilos que se sientan, aún les queda cierto temor a una explosión como la de septiembre de 2017. Por el otro, ganan tiempo y recursos para pelear, con uñas y dientes, contra cualquier atisbo de persecución que los alcance, ya sea local o proveniente de Estados Unidos. Solo así me explico que “armen” una aprobación de presupuesto que cambia su documento base la misma noche de la votación.

Es inaudito, hasta para los estándares de Guatemala, que endeuden al país en las proporciones en que lo hicieron sin siquiera fingir que lo discutían en varias lecturas. Pero es aún más ruin que perpetren su osadía precisamente la madrugada previa a que se cumpliera el pronóstico de un fuerte temporal que ha tenido en vilo a la población. Pareciera que la tragedia de “Eta” sumada a la de “Iota” les quedó como anillo al dedo. Su cálculo muy probablemente fue ese.

Mientras la gente se preocupaba por los desastres de las lluvias, ellos se ocupaban de repartirse la piñata. Incluso si el presupuesto fuera una joya del arte de gobernar (que no es), la forma en que lo aprobaron lo condena. Es ruin y despreciable el desempeño ético de la mayoría de diputados. Se desvelan para sacar adelante sus intereses, pero jamás se toman la molestia de legislar lo que es urgente. Como la elección de las Cortes, por ejemplo. Argumentos les abundan para justificar que lo resuelto por la CC es inviable, en cuanto a dicha renovación. Lo que no les abundan son las ideas ni las intenciones para cumplir con su deber.

Está claro que “esos diputados”, cuando quieren pasar algo, lo logran. Y lo logran porque en el momento en que algo les conviene sí son eficientes y aplicados. Además, no se ve nada bien que el presidente Alejandro Giammattei dé señales tan evidentes de estar de su lado. Se entiende que él necesite de un presupuesto para sacar adelante sus responsabilidades en el Ejecutivo. Pero no a ese precio.

Y cuando escribo la palabra “precio” ni siquiera me refiero a lo que sugiere ser la repartición de un jugoso botín, sino a un aspecto decisivo en el manejo de percepción pública: “En política, forma es fondo”. No me imaginaba oír a tanto analista hablar de que el Gobierno “necesita oxígeno” a tan solo 10 meses de estar en el poder. Vetar ese presupuesto posicionaría de nuevo al mandatario frente a ese pueblo que ha ido perdiendo en los últimos meses.

Múltiples voces de derecha y de izquierda se han manifestado contra esa nocturnidad tan alevosa ocurrida en “la Novena Avenida”, entre la noche del martes y la madrugada del miércoles. Y considerando lo acontecido en Perú hace tan solo unos días, donde el repudio de la calle obligó a renunciar a un presidente puesto casi de facto por el Congreso, sería de inteligentes no confiarse tanto.

Aquí cada vez se siente más la indignación. La pregunta de “¿dónde está el dinero?” horada la piedra del malestar social a una velocidad inquietante. Tal vez no surja una exigencia ciudadana similar a la de 2015 a inmediato plazo. Pero no está tan lejos como los corruptos quisieran. De hecho, ya la siento dando “pasos de animal grande”. Y cuando se dé, no será tan pacífica como entonces. De más está decir que se la están buscando. Y su sábado les llegará.

(Visited 1,344 times, 7 visits today)

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO