Noticias falsas

María del Carmen Aceña

Los rumores, los chismes y las intrigas siempre han existido. Sin embargo, en la era digital, con las redes sociales, en cuestión de minutos pueden llegar a millones de personas en todo el mundo.

Lamentablemente, hay personas que utilizan las redes como un medio para manipular, desinformar e indignar a la población. La semana pasada circularon unos audios de dos mujeres que advertían de una forma muy personal supuestos secuestros, robo de niños y trata de personas.

Estos a su vez iniciaron una serie de noticias falsas y en cuestión de horas la población estaba alarmada, con pánico de ser víctima de alguno de estos delitos. Obvio que, previo a compartir material, este debería ser verificado; sin embargo, muchas veces la noticia parece tan novedosa y real que sencillamente se comparte. Ante la situación lo más importante es informarse.

Luego de varios días de difusión, las autoridades publicaron datos al respecto. Según información de la Alerta Alba-Keneth, los incidentes de la primera semana del mes de octubre de este año fueron similares al año anterior. En Guatemala, desde 2010, el Sistema de Alerta Alba-Keneth trabaja en la búsqueda y localización de niños, niñas y adolescentes desaparecidos o sustraídos. La coordinación del sistema la conforman siete instituciones.

Cuando se da la desaparición o sustracción de un niño, niña o adolescente, luego de presentarse una denuncia, de manera inmediata se activa la alerta a nivel nacional. Una vez se ubica a la persona se verifica su identidad y la alerta queda desactivada. Las autoridades comentaron que durante el año han localizado y desactivado el 86%.

También desde el año 2016 existe la Alerta Isabel- Claudina, un mecanismo de búsqueda de mujeres desaparecidas en el país integrado por 10 instituciones, que persigue la pronta localización y resguardo de la víctima, ya sea dentro o fuera del territorio nacional. La información presentada mostró que el número de alertas reportadas al 13 de octubre era de 1,137 y el 80% se había desactivado. La última semana no presentaba un patrón distinto a los meses anteriores.

Respecto a los secuestros, de acuerdo con un comunicado publicado el 13 de octubre, la Policía Nacional Civil había reportado nueve casos de secuestro, mientras que en la misma temporalidad, el año pasado se reportaron 14 casos. Por otro lado, el Ministerio Público informó que de enero a la fecha se había presentado una reducción en las cifras de denuncia por secuestro, de 175 denuncias a 90.

Lamentablemente, el daño fue hecho y muchas personas, especialmente mujeres, se sienten aún más inseguras. Muchos de los que compartieron la noticia falsa entraron en negación y fueron parte de la propagación de algo irreal.

Tres científicos en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) de Estados Unidos estudiaron la difusión de todas las noticias verificadas, verdaderas y falsas distribuidas en Twitter de 2006 a 2017. Los datos abarcaron 126 mil historias tuiteadas, más de 4.5 millones por 3 millones de personas. Luego clasificaron las noticias como verdaderas o falsas utilizando información de seis organizaciones independientes de verificación de hechos.

El estudio señala que las falsedades se difundieron significativamente más lejos, más rápido, más profundo y más ampliamente que la información verdadera. También descubrieron que las noticias falsas eran más novedosas que las verdaderas, lo que sugiere que las personas eran más propensas a compartir información nueva. Mientras que las historias falsas inspiraron miedo, disgusto y sorpresa en las respuestas, las historias reales inspiraron anticipación, tristeza, alegría y confianza.

Además, corroboraron que las noticias falsas se difunden seis veces más que las verdaderas porque es más probable que los humanos, no los robots, las compartan. Adicionalmente, el estudio concluyó que las noticias falsas tienen un 70% más de probabilidades de ser retuiteadas que las verdaderas.

Que este incidente sirva a la población guatemalteca a no dejarse llevar por noticias falsas. Es importante que antes de compartir un texto, un audio, un video o una imagen verifique si es real.

Observe si tiene fecha de publicación, si tiene faltas de ortografía, la calidad de las imágenes y si es audio de una persona desconocida no lo comparta. Busque siempre la fuente y consulte otros sitios para indagar si es verdad o mentira. Sea crítico en cuestión del contenido, recuerde que el hecho de que un rumor no sea cierto no significa que no cause daño.

¿Qué opina de las noticias falsas? ¿Debería de haber una penalización para los que manipulan las redes? ¿Cómo puede contribuir cada ciudadano para no difundir mentiras?

(Visited 4 times, 1 visits today)

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO