ONU advierte que la humanidad se encuentra en una encrucijada. Así es cómo Israel puede ayudar

"Israel, que ha afrontado condiciones climáticas extremas durante 70 años, desde su establecimiento, ha desarrollado una amplia gama de tecnologías, capacidades y experiencias que pueden ayudar enormemente a reducir la pérdida de biodiversidad en el mundo": Naama Levy, vice embajadora de Israel en Guatemala.

Por: Naama Levy, vice embajadora de Israel en Guatemala.

Un millón de especies de animales y plantas están en peligro de extinción, incluido el 40% de los anfibios, el 33% de los corales, el 33% de los mamíferos marinos y alrededor del 10% de los insectos.

Tres cuartas partes del medio ambiente terrestre y dos tercios del medio ambiente marino, han sido significativamente alterados por la actividad humana, y grandes áreas se han convertido en desérticas e infértiles.

La deforestación, la disminución de peces, y la contaminación del agua, el aire y la tierra, continúa aceleradamente. El daño a la biodiversidad, flora y fauna prosigue, y la ONU advierte que “la humanidad se encuentra en una encrucijada”, y que la destrucción de los ecosistemas naturales nos pone en peligro.

La Cumbre de la Biodiversidad se convocó a finales de septiembre para tratar de coordinar un esfuerzo global conjunto para detener el daño. Los expertos de la ONU dicen que el daño aún es reversible y cambiante si implementamos una serie de cambios transformadores que incluyen detener la destrucción de bosques y tierras y rehabilitarlos, implementar el cambio a una agricultura sostenible, así como el uso eficiente del agua, la reducción del consumo de alimentos de origen animal, y el cambio a una dieta basada en plantas, previniendo el cambio climático y protegiendo y rehabilitando los sistemas naturales.

Existe un desafío, y se estima que la población mundial crezca hasta 10 mil millones en el 2050, lo cual aumentará las presiones sobre los recursos escasos. Ante ello, deberíamos preguntarnos cómo ayudar a prevenir el desastre inminente y qué cambios realizar para mejorar la naturaleza y la biodiversidad. Israel puede contribuir enormemente compartiendo experiencias y tecnologías que ayudarían a el alcance de los daños e incluso restaurar la biodiversidad, y abordar las crecientes necesidades de la humanidad de materias primas, alimentos, agua y energía.

“Los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el centro de la respuesta contra la crisis de Coronavirus”

Por ejemplo, el 90% de las aguas residuales en Israel se purifica, mientras que el 80% de las aguas residuales en todo el mundo se vierten en ríos y océanos, provocando una fuerte contaminación ambiental, y no se reutiliza el recurso. La prevención de fugas de agua, la conservación del agua, la desalinización y el uso de agua salina en la agricultura están muy avanzados en Israel y permiten la conservación de humedales y el aumento de cultivos agrícolas.

Otra área en la que Israel puede contribuir es la agricultura. El riego por goteo, la agricultura precisa, el uso de sistemas de detección remota y más, son algunas de las prácticas que pueden ayudar en gran medida a preservar la biodiversidad y abordar las necesidades de la población mundial en alimentos. Israel también es un pionero mundial en la producción de sustitutos de proteínas animales. Recordemos que el 70% de la superficie agrícola total del mundo se utiliza para criar ganado para el consumo humano. Si la proteína animal se reemplazara por carne cultivada en laboratorio o proteína vegetal de alta calidad, podrían rehabilitarse grandes extensiones del mundo, la tendencia al cambio climático podría ralentizarse y la seguridad alimentaria de miles de millones de personas podría fortalecerse. Israel tiene docenas de nuevas empresas que se especializan en el campo, así como institutos de investigación y desarrollo, y se recaudan fondos significativos para implementar los desarrollos de investigación.

También Israel investiga las energías renovables, incluido el desarrollo y la aplicación extensiva de tecnologías como la eficiencia energética, el almacenamiento de energía, el control de la energía y más.

Israel, que ha afrontado condiciones climáticas extremas durante 70 años, desde su establecimiento, ha desarrollado una amplia gama de tecnologías, capacidades y experiencias que pueden ayudar enormemente a reducir la pérdida de biodiversidad en el mundo, y avanzar hacia su restauración y renovación. Israel está listo para contribuir con su experiencia en el desarrollo sostenible, tomando en cuenta que el problema de la biodiversidad es un problema humano universal que demanda una cooperación internacional llena, para vivir en un mundo mejor y más saludable.

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.