Carta al señor presidente

“Lo necesitamos a usted, al vicepresidente y a todo su equipo para que Guatemala sea el país del empleo, la seguridad, las oportunidades y la prosperidad”.
María del Carmen Aceña

Estimado señor presidente, deseo que su salud esté mejorando. A la mayoría de los guatemaltecos nos preocupa que esté enfermo de Covid-19 y esperamos que se recupere muy pronto.

Estamos seguros, que, como hombre luchador, valiente y de carácter que siempre ha sido, saldrá adelante. Queremos que se recupere pronto, presidente, e implemente su Plan Nacional de Innovación y Desarrollo que lo llevó a usted y a su partido a ganar las elecciones. Con la pandemia ha quedado evidencia que es urgente un cambio radical en la gestión pública y en los servicios para los ciudadanos. Usted ha estado al frente del país durante toda la pandemia y con coraje ha toreado las dificultades presentadas en estos seis meses, pero necesitamos mucho más de usted, señor presidente.

Es imperante que con sentido prioritario continúe con la Gran Cruzada Nacional por la Nutrición. Sabemos que afecta a la mitad de nuestros niños y niñas. Se requiere un esquema distinto para llevar a cabo una estrategia novedosa, efectiva y rápida para el desarrollo infantil. Debemos pensar “fuera de la caja” para ejecutar con éxito este proyecto. Usted, como médico, sabe los cambios que necesita el sistema de salud. Requerimos un primer nivel de atención funcional: puestos, centros y hospitales bien equipados y medicinas de calidad con precios accesibles.

Ponga en marcha la reforma educativa que con tanto entusiasmo habló durante la campaña. En el siglo XXI los alumnos requieren de un docente con un pensamiento abierto y aprendices de vida. Un tutor y mentor para los niños, niñas y jóvenes que les enseñe a investigar, a ser curiosos e interesarse por las ciencias, los idiomas, las artes, el ambiente, buscando que cada alumno logre su potencial. Destine recursos para introducir las nuevas tecnologías de información y comunicación en cada escuela, y ponga en marcha una educación híbrida para el año entrante. No se deje engañar por algunos líderes sindicales, al final ellos velan por su estabilidad y no por el bien de la educación. Los pactos colectivos han bloqueado la iniciativa y el desempeño individual.

Ley y orden necesitamos en seguridad ciudadana. Usted, conocedor del sistema penitenciario, sabe que es el momento de ampliar la infraestructura, lograr el control interno y contar con programas de rehabilitación en los centros carcelarios. Excelente seguir fortaleciendo a la policía y armar estrategias para combatir delitos como las extorsiones y prevenir la violencia. Importante seguir salvando vidas. Se requiere de la presencia de las fuerzas armadas en todo el país para rescatar territorios y no caer en manos del crimen organizado y el narcotráfico.
Es momento de impulsar un nuevo modelo de desarrollo para el país. El crecimiento económico ha sido bajo y debemos recuperarnos de la pandemia lo más pronto posible. Seamos disruptivos. Toca reformar el sector laboral y lograr más libertad a los trabajadores, a los emprendedores y a las empresas. Hagamos algo distinto en Guatemala que sea determinante y atractivo para invertir. Urge un ambiente de innovación y creatividad. Capacitemos masivamente a los jóvenes y convirtamos nuestro país en el centro de la prosperidad de América Latina.

La gestión pública es engorrosa. Inicie con un sistema de adquisiciones que sea novedoso y transparente, que use los medios electrónicos para eliminar tanta papelería y discrecionalidad. Dar ejemplo para que la contraloría también se modernice y priorice el servicio y la ejecución y no el trámite. Es momento de presentar un sistema de Servicio Civil que reclute a los mejores en el gobierno, que sea ágil, basado en el mérito y que cuente con una carrera profesional. Presentar un proyecto de presupuesto para los próximos tres años que determine sus proyectos para alcanzar su visión y dejar un legado será muy positivo y generará una buena discusión.

Sea usted el presidente que pase a la historia como el hombre que inició la digitalización de la sociedad y el gobierno. Es momento de modernizar la Ley de Telecomunicaciones y transportarnos al mundo digital. Conectémonos entre nosotros y con el mundo. Seamos pioneros como fuimos cuando se firmó la paz. Contemos con un fondo de recursos públicos para llevar energía eléctrica a las áreas más lejanas del país. Es necesario transformar los puertos y aeropuertos para que nuestros productos estén en todo el mundo y qué más turistas puedan visitar Guatemala.

¡Vamos en serio por el cambio, por la innovación y por la creatividad! El tren rápido, presidente, no lo tire por la borda, convierta su sueño en una realidad. Necesitamos un sistema de transporte público que funcione. Diseñar algo novedoso para acortar distancias, recorrer Guatemala y disfrutar de más tiempo libre. Además, que no dañe al ambiente.

Recupérese pronto, presidente. Después del Covid-19 usted será inmune y tendrá la energía que se requiere para inspirar a una población golpeada, pero con muchas ganas de seguir adelante y lograr el desarrollo. Estamos listos para cocrear un nuevo futuro para el país. Lo necesitamos a usted, al vicepresidente y a todo su equipo para que Guatemala sea el país del empleo, la seguridad, las oportunidades y la prosperidad. El presidente representa la unidad nacional, es momento de que todos los organismos del Estado trabajen por el bien del país y de forma coordinada y eficiente. Juntos saldremos adelante. ¡Que Dios lo bendiga y que Dios bendiga a Guatemala!

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.