El papel de las instancias técnicas en una pandemia

El papel de las instancias técnicas en una pandemia

El presidente Alejandro Giammattei tomó una muy buena decisión al informar que la “Comisión Nacional contra el Coronavirus -Covid-19-” será liderada por el Dr. Edwin Asturias, un destacado y reconocido epidemiólogo guatemalteco.

El Dr. Asturias es profesor en la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado, en Estados Unidos, y es parte del Equipo de Enfermedades Infecciosas que está trabajando para ayudar a mitigar los efectos del virus.

Por otro lado, el Dr. Asturias ha sido uno de los expertos más activos en las redes sociales, en donde, a través de sus cuentas personales, constantemente analiza las acciones del gobierno y presenta recomendaciones para enfrentar la pandemia. Ha participado en múltiples entrevistas con medios de comunicación y en muchos foros virtuales en donde se han discutido las acciones del gobierno.

La crisis demanda una intervención estratégica y el presidente Giammattei ha puesto en el tablero una pieza que le permite mejorar la gestión política.

Las experiencias comparadas muestran que en varios países del mundo están utilizando este tipo de “instrumentos de política pública” para definir las acciones que están tomando.

La mayoría de estas comisiones o comités de expertos son instancias que brindan recomendaciones técnicas a las autoridades políticas. No sustituye la representación ni las funciones de los gobernantes, que son los que al final del día, con el análisis y elementos presentados, quienes toman las decisiones y los responsables de las medidas adoptadas.

Por ello, no nos equivoquemos. Los integrantes de la comisión no decidirán, solo asesorarán.

Por ejemplo, en Chile un comité de expertos en salud se reunió a mediados de marzo con autoridades del Gobierno chileno y recomendó no suspender las clases, ya que en ese momento consideraban que no era necesario. Sin embargo, enfatizaban que dependiendo de la propagación del contagio, esa medida tenía que revisarse, como efectivamente sucedió.

Así como en Chile, en Francia, Alemania, España, Italia y Reino Unido, por citar unos casos, se han conformado diversos comités de expertos multidisciplinarios para enfrentar los diversos retos que la pandemia en materia de salud pública y economía.

Un dato interesante es que los diferentes comités han sido integrados en cada uno de los países y para distintos objetivos por especialistas en epidemiología, salud pública, virología, sociología, antropología, filosofía, inteligencia artificial, relaciones internacionales y ciencias políticas, entre otras especialidades.

Además de conocer la pericia de cada uno de los integrantes, se hace público y transparente el nombre de las personas que son parte de estos comités, así como los informes y las recomendaciones que brindan a las autoridades.

Esperamos pronto conocer los nombres y las especialidades de las personas que integrarán la comisión nacional de expertos, el objetivo, las funciones y el ámbito de acción que tendrá, los mecanismos de rendición de cuentas que utilizarán para publicitar sus actuaciones, así como sus informes y recomendaciones.

Esta comisión, además de la confianza y el respaldo político, también deberá contar con acceso a información y disponer de recursos para poder desarrollar plenamente su trabajo. ¿Qué opina usted?