Urge el convenio de entrenamiento con el FBI y con el DOD

“Urge hacer un convención permanente de capacitación y entrenamiento con el Departamento de Justicia y el FBI para entrenar a fiscales, policías e investigadores guatemaltecos”.

Urge el convenio de entrenamiento con el FBI y con el DOD

Hoy, luego de Semana Santa y luego del nuevo fiasco de la CICIG y la ex fiscal general Thelma Aldana de no hacer absolutamente nada para atacar el dinero del narco en la política por 11 años, hoy más que nunca, urge hacer una convención permanente de capacitación y entrenamiento con el Departamento de Justicia y el FBI para entrenar a fiscales, policías e investigadores guatemaltecos en la Academia del FBI en Quantico, Virginia, para evitar que el crimen organizado y el narcotráfico internacional hagan de Guatemala un lugar de operaciones y sigan corrompiendo la política nacional.

Yo he denunciado esa corrupción de la política partidista ya por más de una década, y Guatemala, por ejemplo, ha ayudado a la lucha transnacional contra las drogas, ya por muchos años e inclusive en este gobierno y con una Marina Nacional que apenas tiene pertrechos y recursos, gracias a la miopía e idiotez de la izquierda nacional y a los demócratas en los EE. UU., no se equipa debidamente al Ejército Nacional y no se entrena ni equipa debidamente al MP, la PNC ni el Mingob para poder hacerle frente a esa lucha que es global y transnacional.

“Urge hacer un convención permanente de capacitación y entrenamiento con el Departamento de Justicia y el FBI para entrenar a fiscales, policías e investigadores guatemaltecos”.

A largo plazo, por supuesto, la única solución es la legalización de las drogas para los mayores de edad (mayores de 25 años) y su consumo libre y regulado por las fuerzas del mercado y con impuestos para tratar a los adictos y tratar el problema como un problema de salud pública y de combate a la adicción y no como una prohibición al consumo que lo único que ha logrado, igual que la prohibición del alcohol en los EE. UU. en los años 30, es volver multimillonarias y hasta billonarias a las organizaciones criminales y a los carteles que operan en México y especialmente en Guatemala como punto de trasiego internacional entre Colombia, Venezuela, Ecuador y los EE. UU.

Lo increíble y otro clavo más para el cajón de muerto de la CICIG y el “non grato” Iván Velásquez es que en 11 años ese fracaso llamado CICIG no hizo absolutamente nada para evitar la penetración del narcotráfico en la política guatemalteca. Se permitió el crecimiento y afianzamiento de la UNE en la política y en la corrupción de la política y se permitió que partidos que ayudan al chavismo y socialismo cubano y venezolano como MLP y Codeca se inscribieran en el TSE y con la anuencia del peor Registro de Ciudadanos de la historia.

Es por ello que la única salida para Guatemala es firmar convenios de capacitación y entrenamiento permanente, bilaterales entre el gobierno de los EE. UU. y el gobierno de Guatemala, la cooperación bilateral se debe expandir y crecer y no entorpecer y sabotear como lo trata de hacer alguna prensa vendida a la CICIG y personajes nefastos del partido demócrata como Norma Torres o Todd Robinson.

Debemos aliarnos a los republicanos conservadores estadounidenses y negociar con la administración Trump no solo terminar permanentemente la agenda abortista y radical del USAID, sino hacer que sea la cooperación bilateral directa entre el Departamento de Justicia y el Departamento de Defensa de los EE. UU. con el ministerio Publico, el Ministerio de Gobernación y el Ministerio de la Defensa el que lidere de ahora en adelante el mejoramiento constante de las capacidades guatemaltecas para mejorar las agencias guatemaltecas y su cooperación bilateral con las agencias estadounidenses. Solo así mejorará la situación de seguridad y justicia de forma aún mayor y más sostenidamente y adecuadamente para Guatemala. El crecimiento económico y la mejora de la ley y el orden en Guatemala es prioridad de seguridad nacional para Guatemala y para la seguridad nacional de los EE. UU.