Víctimas de CICIG: Primer caso

"Que se prepare Iván Velásquez porque Dios va a demandarle mucho; si no la justicia, Dios sí se lo va a demandar".

Víctimas de CICIG: Primer caso

Lo que se presenta en esta ocasión es un caso de retardo malicioso de la justicia.

Se trata de la injusticia que vivió la señora Amparo Lotán, sindicada por el caso IGSS-Pisa y quien estuvo por 4 años en prisión preventiva sin delinquir.

ENTREVISTA

Injusticia

Amparo Lotán, capturada el 20 de mayo de 2015. Acusada por el delito de fraude en el caso IGSS-Pisa".

Transcripción de la entrevista realizada a Amparo Lotán:

Fue la peor plaga que pudo haber tenido el país con la CICIG.

Cuatro años, prácticamente, de mi vida en las peores condiciones. En Santa Teresa, en medio de pandilleras, de mujeres acusadas de otro tipo de delitos más graves.

Durante esos 4 años en prisión, quedó demostrada con pruebas la inocencia de Amparo, así como de los demás directivos capturados".

En el año 2017 se hizo una nueva auditoría al evento y sale diciendo la Contraloría de Cuentas que el mismo se había llevado de acuerdo a la Ley de Contrataciones del Estado. 

Entonces, lo que nosotros siempre decíamos que éramos inocentes. Lo que habíamos hecho era cumplir con lo que la ley nos mandaba, ya que como junta directiva únicamente nombrábamos juntas de licitaciones, aprobábamos eventos que ya habían sido revisados por el gerente, subgerente, asesores jurídicos; ya pasaba con nosotros a través de un filtro de meses.

Presionaron a los jueces que tuvieron nuestro caso para que nunca se nos diera una medida sustitutiva. Incluso, los mismos testigos que ellos ofrecieron llegaron a desmentir lo que ellos nos acusaban.

Y algo muy importante era que no se configuraba el delito de fraude por el que se nos acusaba porque el IGSS no le pagó un solo centavo a la empresa. El delito no existió.

Se nos acusaba por la muerte de muchos pacientes, y todos los informes del Inacif decían que habían muerto por causas naturales y no por los tratamientos que se les habían aplicado. Las pruebas fueron evidentes.

Estaban preparando el camino para venir y hoy poder presentarse como candidatos a puestos públicos, lamentablemente, apoyado por la Cicig.

Iván Velásquez respondió más a intereses intereses políticos que a la justicia".

Que se vaya a su país, a ejercer la política si a él le gusta.

Que se prepare Iván Velásquez porque Dios va a demandarle mucho; si no la justicia, Dios sí se lo va a demandar".