¿Algunos fiscalitos del MP se creerán jefes del Minex?

“Defendemos, hemos defendido y seguiremos defendiendo instituciones, no políticos”.

¿Algunos fiscalitos del MP se creerán jefes del Minex?

La arrogancia de la gente que como minas antipersonales dejó sembrada en el MP la corrupta y nefasta administración de Claudia Paz y Paz o Thelma Aldana es verdaderamente joyería de colección.

En días recientes un fiscal de menor jerarquía del MP denunció penalmente a la canciller de la República por denunciar los múltiples abusos documentados y denunciados de esa y otras fiscalías contra una gran cantidad de acusados y gente inocente llevada a juicio con pruebas y testigos falsos por esas fiscalías y otras fiscalías que como la de Delitos Electorales, no tienen a la Constitución de la República y al derecho procesal guatemalteco como norte, si no creerán ellos que el MP es una especie de Usac cuasi soberana, que no le rinde cuentas a nadie y que no tiene un proceso de fiscalización interna para evitar el prevaricato, el cohecho, el peculado, el abuso de poder y las resoluciones manifiestamente ilegales y violatorias a la Constitución.

Ese grupo de cuasi fiscales, a los que podríamos llamar “los niños bonitos y las princesas del Departamento de Estado de Obama y Hillary Clinton”, no se dan cuenta, porque siguen en “Alicia en el país de las maravillas”, que el viento en Washington D. C. ya cambió hace mucho y que hasta los burócratas de las embajadas del Departamento de Estado están en plena retirada de la agenda de intervención extranjera, insolente y soberbia que Hillary Clinton (una de las políticas más corruptas y cuestionadas de los EE. UU.) caracterizó a esas dos administraciones desastrosas del anterior MP.

“Defendemos, hemos defendido y seguiremos defendiendo instituciones, no políticos”.

Gracias a Dios hemos visto a una doctora Consuelo Porras, nueva fiscal general del MP, que sabe exactamente cuántas minas y qué tamaño de campo minado le han dejado a ella las dos anteriores desastrosas y corruptas administraciones del MP, y se está dedicando a desactivarlas y a repeler y replegar esa arrogancia y violación sistemática al debido proceso y al respeto a la Constitución Política de la República que, por ejemplo, con la corrupta administración de Thelma Aldana se venía dando en el MP. Aldana le sirvió de tapadera a la arrogante y acusada de gravísimos delitos contra la seguridad nacional de los EE. UU. Mayra Véliz, la secretaria del MP todo el periodo de Aldana, por la venta de pasaportes falsos a mafias internacionales de venta de documentos falsos, donde terroristas del Oriente Medio pararon con documentos falsos guatemaltecos por culpa de la mafia en Migración de la UNE, de la cual Mayra Véliz formaba parte.

Habrá que recordarles a estos fiscalitos, remanentes de la mafia de Thelma Aldana y lacayos de demócratas insolentes como Robinson y demás exfuncionarios del State Department, que el Gobierno de Guatemala está hablando con Nikki Haley, con Mike Pompeo y directamente con el presidente Trump y el vicepresidente Mike Pence, y que la tiranía corrupta de Obama y Hillary ¡ya se acabó gracias a Dios en Guatemala! La que dirige la política exterior en Guatemala por ley y por Constitución es la canciller de la República por delegación del presidente de la República, y que ningún fiscalito ideológico, vendepatrias y lacayo de extranjeros es superior a la ley, a la Constitución y a la soberanía de más de 2.7 millones de votantes que eligieron qué presidente y qué política exterior querían tener. No puede una fiscalía que ha presentado testigos falsos en los casos “Valdés Paiz”, “Rosenberg”, “Sperisen”, “Giammattei” y “Vielman” venir ahora con ínfulas a plantearle denuncias falsas a la canciller de la República y querer con más juicios espurios y falsos como con los seis antejuicios falsos y espurios que se han presentados contra el presidente Morales querer amedrantar a un gobierno que no va a dar marcha atrás, un gobierno que tiene el inmenso respaldo de la población y un gobierno que ya aprendió que las manifestaciones a las que convoca una prensa fafera y ONG corruptas no lo mueven ni un milímetro.

Defendemos, hemos defendido y seguiremos defendiendo instituciones, no políticos, y seguiremos pidiendo por todos los medios posibles al aliado norteamericano que venga el FBI a “entrenar policías, fiscales e investigadores” para mejorar la pésima calidad de las fiscalías remanentes de la mafia ideológica y política de Claudia Paz y Paz y Thelma Aldana en el MP.