Quiniela electoral 2019

“Ahora podremos ver y escuchar, en una competencia más equitativa, a todas las ofertas políticas”.

Quiniela electoral 2019

El Mundial termina este domingo y también llega a su fin el “aparente” descanso político electoral. Un minuto después de que el próximo equipo campeón levante la copa del mundo, la cuenta regresiva para las elecciones del próximo año se acelerará. En varios espacios me he encontrado con quinielas electorales que empiezan a pronosticar el desempeño electoral de los candidatos y sus partidos.

La “pretemporada electoral” será aprovechada por las organizaciones partidarias para afinar sus estructuras de base, consolidar eventuales alianzas electorales y definir candidaturas, así como los lineamientos de la campaña electoral. Algunos están muy avanzados en esas tareas y otros están redoblando esfuerzos para llegar a tiempo y poder participar. En diciembre tendremos con claridad cuáles equipos clasificaron para el “mundial electoral de 2019” y con cuáles candidatos jugarán.

Ahora podremos ver y escuchar, en una competencia más equitativa, a todas las ofertas políticas”.

Los escenarios configuran una elección muy interesante desde varios ámbitos. Las reformas aprobadas en 2016 cambiarán drásticamente el panorama electoral. Especialmente en materia de medios de comunicación y de control y fiscalización del financiamiento partidario. Estas son dos de las reformas que más impacto tendrán en la reconfiguración de la cancha en el que jugarán los partidos políticos. Será muy interesante ver cómo las nuevas condiciones cambiarán el actuar de todos los actores, especialmente de los partidarios y sus candidatos.

Imagine usted que ahora el tiempo en los medios de comunicación se distribuirá igualitariamente entre los partidos que participen. Ya no tendremos, como estuvimos acostumbrados, a ver al partido y al candidato con más recursos copando casi todo el espacio de los medios de comunicación. Ahora podremos ver y escuchar, en una competencia más equitativa, a todas las ofertas políticas. Espero que los partidos puedan aprovechar ese novedoso elemento y promuevan mensajes con contenido y no desperdicien ese espacio con cancioncitas y mensajes sin sustento.

Por otro lado, las reformas configuran un buen sistema de control y fiscalización de los recursos partidistas. Este es un avance fundamental para la consolidación del sistema democrático y la lucha contra la corrupción, dada la relación estrecha que existe entre estas perversas y dañinas prácticas con el financiamiento que reciben los partidos en época de campaña. Como dicen por ahí, no hay almuerzo gratis en política.

En diciembre tendremos con claridad cuáles equipos clasificaron para el “mundial electoral de 2019” y con cuáles candidatos jugarán”.

No hay que satanizar el financiamiento partidario. Ese no es el espíritu de la normativa reformada. Al contrario, el espíritu y objetivo es consolidar un sistema de financiamiento partidista transparente en donde se pueda determinar abiertamente quién respalda a las fuerzas políticas. Gana la democracia, la transparencia y la lucha contra la corrupción.

No dejemos por un lado los escenarios que se pueden configurar si los diputados no logran reformar la normativa que bloquea la posibilidad de que diputados tránsfugas busquen su reelección. El árbitro electoral les puede sacar tarjeta roja. Las dos vías que tienen para quitar el obstáculo en el camino es lograr reformar la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP) o presentar una acción en la Corte de Constitucionalidad, que de paso está de más decir que será  el “VAR electoral” que resolverá todas las disputas jurídicas que presenten los diferentes actores políticos.

El escenario de que varios diputados no puedan buscar su reelección se potencia al incorporar el efecto, si no se reforma la LEPP, de los nuevos requisitos de inscripción que se les exigirán a los candidatos. Es decir, podríamos tener un contexto muy fértil para que nuevos liderazgos con fuerzas políticas renovadas o nuevas puedan competir y aprovechar, electoral y democráticamente, los vacíos y ausencias.

Por de pronto, disfrutemos la final del mundial que las fuerzas políticas se estarán preparando para participar en el próximo proceso electoral. Yo estoy triste y decepcionado por el desempeño de la “Canarinha”, que no brilló ni jugó bien al futbol. No obstante, en unos días tomaré ánimos y dejaré la desilusión futbolística para llenar mi quiniela electoral 2019. ¿Se apunta a definir sus pronósticos? ¿Quiénes se “lesionarán” o “no los convocarán”? ¿Quiénes se quedarán en la fase grupos, octavos o cuartos de final? ¿Quiénes llegarán a la final? ¿Habrá sorpresas? ¿Veremos a una “Croacia” en la final del proceso electoral?