Importancia de acabar con la guerra

"En el conflicto armado interno de guerrillas guatemalteco, ambos bandos cometieron atrocidades, ambos bandos cometieron masacres de campesinos indígenas, ambos bandos reclutaron a población indígena en sus filas y bajo ningún punto de vista se cometió un genocidio, por ninguno de los bandos en conflicto".

Importancia de acabar con la guerra

En los últimos meses en el Congreso de la República, se ha introducido un proyecto de reforma a la Ley de Reconciliación nacional, que elimina las excepciones en dicha ley para la amnistía de todos los delitos de ambos bandos, que se cometieron en la guerra de guerrillas guatemaltecas de 1962 a 1996, una guerra de 36 años, que la extrema izquierda y sus ONG aun hoy veinte años después de ese cruel conflicto armado interno, quieren seguir peleando de forma sucia y espuria.

La reforma excarcelaría inmediatamente a los más de 70 veteranos militares presos y al guerrillero preso por delitos cometidos durante el conflicto armado interno. Las injusticias que se han cometido contra los veteranos de guerra en dichos procesos en su mayoría viciados y litigados con dinero y presión de embajadas y ONG extranjeras, es una negra mancha en la historia judicial del país.

Ya es tiempo que ese circo de juicios por la guerra, pare. Ya es tiempo que esos zánganos muchos de ellos exguerrilleros e hijos de ex guerrilleros se pongan a trabajar y dejen de vivir del estado de Guatemala y de los impuestos de los guatemaltecos".

En dichos juicios se han aceptado y presentado, testigos falsos y preparados por el MP y las ONG que son querellantes adhesivos para mentir en dichos juicios, se ha presentado prueba falsa o totalmente parcializada por la FAFG, dirigida por un hijo de un guerrillero muerto en combate contra el ejército, se ha impedido activamente por parte de jueces políticos (que reciben premios de esas mismas ONG de extrema izquierda extranjeras) y muchos de ellos igualmente, ya sean ideológicos o colocados en el OJ para hacer una venganza contra el ejército o inclusive jueces hijos de guerrilleros juzgando a militares.

En el conflicto armado interno de guerrillas guatemalteco, ambos bandos cometieron atrocidades, ambos bandos cometieron masacres de campesinos indígenas, ambos bandos reclutaron a población indígena en sus filas y bajo ningún punto de vista se cometió un genocidio, por ninguno de los bandos en conflicto. El conflicto armado interno guatemalteco fue una agresión guerrillera para tomar el poder que inicio en los 60´s que inicio con un intento de golpe de estado contra el General Ydígoras, que fracaso y luego esos oficiales rebeldes se aliaron a Castro y al comunismo cubano, nicaragüense, vietnamita y soviético para intentar tomar el poder por las armas, intento en el cual fracasaron palmariamente.

Los guatemaltecos ya hemos pagado en resarcimientos por esos juicios políticos y espurios más de 2,800 millones de quetzales a ONG de izquierda guatemaltecas, que viven de ese conflicto y a algunas víctimas del conflicto, de un solo bando por supuesto; pues las familias de los más de 4,500 soldados y oficiales y patrulleros civiles y comisionados militares del ejército asesinados, torturados o masacrados por la guerrilla, ni uno solo ha recibido ni un centavo, al igual que no han pedido a la guerrilla ni un centavo de resarcimiento, los más de 100 empresarios que fueron asesinados, o secuestrados y torturados por la guerrilla de la URNG, que en el conflicto armado interno de guerrillas cobro mas de 45 MILLONES DE DOLARES en secuestros y extorsiones para que unos cuantos comandantes guerrilleros vivieran una vida de lujos en el "exilio", donde sus socios europeos, cubanos o nicas sandinistas les daban cuartel.

La reforma excarcelaría inmediatamente a los más de 70 veteranos militares presos y al guerrillero preso por delitos cometidos durante el conflicto armado interno".

Ya es tiempo que ese circo de juicios por la guerra, pare. Ya es tiempo que esos zánganos muchos de ellos exguerrilleros e hijos de ex guerrilleros se pongan a trabajar y dejen de vivir del estado de Guatemala y de los impuestos de los guatemaltecos, es tiempo de terminar la guerra y los resarcimientos que en nada han mejorado al país en estos veinte años de ignominia y circos mediáticos como los que la juez Jazmín Barrios o el juez Shitumul han hecho con sentencias espurias en juicios políticos y totalmente parcializados.

Ya es tiempo que la guerra se termine.