Injustificada destitución

"El gobierno no puede seguir tomando este tipo de decisiones, sin sentido ni orientación, porque generan zozobra y lo desgastan políticamente, en un contexto de alta inestabilidad política".

Injustificada destitución

La destitución de la cúpula policial, de manera sorpresiva y sin fundamento, fue una de las noticias que más atención acaparó en estos días. Es lamentable que el gobierno haya destituido a funcionarios que estaban desarrollando una gestión con resultados en varias políticas de seguridad ciudadana, así como en significativos esfuerzos para mejorar la imagen de una deteriorada policía, que no goza de confianza ni apoyo de la ciudadanía. Los funcionarios eran una cara joven, renovada y comprometida con el fortalecimiento de la institución policial.

El gobierno no puede seguir tomando este tipo de decisiones, sin sentido ni orientación, porque generan zozobra y lo desgastan políticamente, en un contexto de alta inestabilidad política".

La decisión pone en tela de duda la voluntad y el interés del gobierno para apostarle a procesos de largo plazo que busquen fortalecer aspectos como la carrera policial, y apoyar a cuadros técnicos calificados que tanta falta hacen en la administración pública. Las instituciones necesitan cuadros preparados con visión técnica y política para enfrentar los desafíos en las distintas carteras y lo actuado es contraproducente para ese objetivo.

Lamentablemente, esta decisión envía un muy mal mensaje a todos los oficiales, ya que rompe y destroza la carrera policial, aplacando las esperanzas de muchos policías que tienen el sueño de ascender y crecer profesionalmente en la Policía bajo un sistema de reglas y normas meritocráticas, y no con criterios arbitrarios y políticos, en donde prima el compadrazgo, el clientelismo y la arbitrariedad.

El shock que causó la inesperada noticia se profundizó al escuchar los argumentos débiles que presentaron las autoridades. El gobierno no fue capaz de exponer, de manera lógica y con sentido, las razones y los criterios que utilizaron para destituir a los funcionarios. Argumentaron que los cambios son “naturales y normales” y que buscan “oxigenar” a la institución. Nada más. Así de escueto.

No los juzgo. Imagino lo difícil que resulta justificar una decisión que no fue tomada con resultados de una evaluación del desempeño de los funcionarios. No está de más decir que fue una gestión que redujo la tasa de homicidios, contribuyó a desarticular muchas estructuras criminales que se dedicaban a la extorsión, secuestro, sicariato y otros delitos que afectan a la población. Le apostó a construir una policía profesionalizada con personal que cursó en varias universidades del país programas de estudio en licenciaturas, maestrías y doctorados. Los oficiales Ramos y Stu Velasco han sido parte de esas iniciativas. ¿Qué mensaje se está enviando a los que aún están estudiando?

El gobierno no fue capaz de exponer, de manera lógica y con sentido, las razones y los criterios que utilizaron para destituir a los funcionarios. Argumentaron que los cambios son “naturales y normales” y que buscan “oxigenar” a la institución".

Por ello, varios actores han demandando a las autoridades del ministerio de Gobernación que se respete el proceso de reforma policial que ha permitido un avance significativo en la profesionalización, depuración y en la institucionalización de la carrera policial, y que, además, este proceso ha tenido efectos positivos para recuperar la credibilidad e imagen de la policía.

Hay que evitar los efectos negativos de una destitución injustificada en el debilitamiento de las instituciones, y especialmente la encargada de velar por la seguridad de los ciudadanos y contribuir a la justicia. El gobierno no puede seguir tomando este tipo de decisiones, sin sentido ni orientación, porque generan zozobra y lo desgastan políticamente, en un contexto de alta inestabilidad política.

Uno de los desafíos de las nuevas autoridades será continuar con la cooperación interinstitucional, principalmente con el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), para el combate a la corrupción e impunidad. Desde luego, entre otros que enfrenta en materia de seguridad ciudadana. ¿Qué opina usted?