¡Debemos mejorar, debemos seguir adelante!

"¡No nos van a amedrentar, no vamos a parar de luchar por una patria libre, por el Estado de derecho, por nuestros principios e ideales!"

¡Debemos mejorar, debemos seguir adelante!

Es muy importante que la lucha contra la corrupción continúe, pero que se siga construyendo un Estado de derecho real, un Ministerio Publico independiente y unas cortes y aparatos de justicia que tengan como único propósito la justicia, el derecho y el establecimiento de la paz social a través del respeto a la vida, la libertad individual responsable y la propiedad privada.

¡Queremos ser una república funcional, no un protectorado, colonia o posesión de potencias extranjeras abusivas y, lo peor de todo, aliadas con la extrema izquierda corrupta!

Queremos un mercado competitivo, libre y abierto, donde todos podamos hacer negocios prósperos y legítimos, sin que el Estado esté persiguiendo, destruyendo, regulando, impidiendo y poniéndole mil trabas a los emprendedores pequeños, medianos y grandes, y donde prácticamente la consigna es “hagamos todo lo posible por impedirle al empresario honrado y trabajador crear más y mejores empleos en un mercado libre competitivo y dinámico”.

Esa es nuestra lucha y por eso es que la izquierda, los oenegeros corruptos, los mercantilistas corruptos y los socialistas nos denigran, nos atacan, nos difaman y nos calumnian. Le tienen miedo a la libertad, le tienen miedo a una nueva generación de guatemaltecos, hombres y mujeres, emprendedores, indígenas y no indígenas, todos unidos y fuertes trabajando por un país libre, soberano, independiente, viable, grande, fuerte y próspero.

¡No nos van a amedrentar, no vamos a parar de luchar por una patria libre, por el Estado de derecho, por nuestros principios e ideales!"

Ese sistema de libertad individual por el cual José Cecilio del Valle luchó y peleó toda su vida; ese sistema por el que Manuel Ayau construyó tanques de pensamiento, universidades, revistas y publicaciones, escribió libros, viajó por el mundo y luchó toda su vida por Guatemala, por una patria libre y próspera, por ese sistema de la libre empresa, por esa libertad completa, política, económica, social, cultural, legal, jurídica… esa libertad plena. ¡¡¡Por eso luchamos!!!

No vamos a parar esa lucha, no nos van a callar, no nos lograrán meter miedo. No somos ni ladrones, ni corruptos, ni tenemos absolutamente nada que ocultar; no somos deshonestos, no tenemos agendas ocultas, no queremos el poder absoluto ni hacer negocios sucios con el gobierno, las oenegés, la cooperación internacional o las embajadas abusivas y arrogantes que nos insultan y que financian a los que quieren invadirnos, destruirnos, bloquearnos, quemar las fincas y las plantaciones, y destruir las hidroeléctricas, las empresas, las minas, las nuevas oportunidades de negocios honestos y la empresarialidad del país.

Sabemos que estamos en guerra y que es una guerra política sin cuartel por el poder, y sabemos que el otro bando está dispuesto a todo y peleará con todo por no perder el poder corrupto y grosero que ha amasado y acumulado por más de una década, con sus oenegés corruptas, con sus robos de energía eléctrica, y en su alianza nefasta con embajadas como la sueca, noruega, neerlandesa, cubana o venezolana.

¡No nos van a amedrentar, no vamos a parar de luchar por una patria libre, por el Estado de derecho, por nuestros principios e ideales! Tenemos derecho a nuestra libertad, tenemos derecho a un mejor sistema de justicia, tenemos derecho a ser hombres y mujeres libres, ¡y lo vamos a lograr!

Queremos un mercado competitivo, libre y abierto, donde todos podamos hacer negocios prósperos y legítimos, sin que el Estado esté persiguiendo, destruyendo, regulando, impidiendo y poniéndole mil trabas a los emprendedores pequeños, medianos y grandes".

Queremos aliados, no amos, queremos capacitación, entrenamiento, tecnología y know how, no queremos una nueva conquista o un neocolonialismo abusivo, grosero, insolente y totalmente contraproducente para los guatemaltecos y para los mismos aliados que dicen querer ayudarnos y cooperar con nosotros. Ya estamos cansados del establishment corrupto, de sus pasquines en periódicos y páginas electrónicas, ya estamos cansados de que insulten nuestra fe, nuestras creencias, nuestras tradiciones, nuestra religión, nuestra ideología política, a la cual tenemos exactamente el mismo derecho que el de nuestros oponentes a tener la suya. No les vamos a bajar la cabeza, no nos van a derrotar, los hemos derrotado en cien batallas anteriores; los derrotamos en la guerra, los derrotamos en la reforma constitucional, los derrotamos destruyendo su maquinaria de muerte, secuestro, guerra y destrucción, y Guatemala sobrevivió y se liberó de la cadenas del comunismo terrorista de la guerra de guerrillas del siglo XX, los derrotamos entonces y los derrotaremos ahora, con la ley en la mano. ¡¡¡Con la Constitución, la República y la libertad como norte, lo vamos a lograr!!!

Guatemaltecos: ¡A la batalla!