Reacomodos en el tablero político

"La gestión de Juan Francisco Solórzano Foppa se constituyó en un referente simbólico e institucional de la lucha contra la corrupción e impunidad en el país, luego de las nefastas administraciones que le antecedieron en el gobierno del PP".

Reacomodos en el tablero político

Ayer amanecimos con el intenso frío que ha prevalecido en estos días y con una noticia que sorprendió a muchos. El Directorio de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) removió, desde mi perspectiva, con fundamentos débiles, al superintendente de la SAT. Esta acción reconfigura el tablero institucional y genera un clima de incertidumbre sobre quién será el sucesor y el rumbo que tomará la SAT.

La gestión de Juan Francisco Solórzano Foppa se constituyó en un referente simbólico e institucional de la lucha contra la corrupción e impunidad en el país, luego de las nefastas administraciones que le antecedieron en el gobierno del PP. Hay que resaltar no solo un importante liderazgo, sino un trabajo en equipo muy sólido con los diferentes intendentes, que al final de la gestión deja importantes avances en la institución.

“La gestión de Juan Francisco Solórzano Foppa se constituyó en un referente simbólico e institucional de la lucha contra la corrupción e impunidad en el país, luego de las nefastas administraciones que le antecedieron en el

gobierno del PP”.

Por ello, las inquietudes de muchos actores  rondan en torno a los escenarios que se configurarán en el espectro político de esta remoción. De entrada, las primeras dudas giran en torno a la dirección que tomará la SAT. Si el próximo superintendente le apostará a la continuidad o dará un viraje. El problema es que el viraje se perfila contraproducente a los procesos iniciados en la gestión de Solórzano.

La decisión entra en un terreno de cuestionamientos principalmente porque los resultados de análisis técnicos que permanentemente realizan instituciones como ASIES muestran que la decisión es improcedente, si se analiza el Convenio 2017 de Cumplimiento de Metas de Recaudación Tributaria. Principalmente porque se debió tomar en consideración factores y variables que incidieron en el desempeño de la recaudación tributaria y que justifican la brecha registrada. Incluso, no está de más mencionar que varios de estos factores y variables están fuera del ámbito de acción y control de la SAT.

“La salida de Solórzano Foppa viene a reconfigurar el tablero político. Una pieza comprometida fuertemente con la lucha contra la corrupción”.

Se estima que entre algunos de los aspectos que pudieron socavar la recaudación tributaria se encuentra la fluctuación del tipo de cambio del quetzal respecto al dólar, observadas desde finales de 2016, y los efectos de la apreciación en las exportaciones, las remesas y los ingresos que se generan en el turismo. Todas estas pudieron afectar significativamente la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Por otro lado, la actividad económica en el país no evolucionó ni se comportó como se había previsto. En el Convenio de Metas se estipuló un crecimiento de 3.6%, pero lamentablemente para el país cerramos el año 2017 con una revisión a la baja, quedando el crecimiento en 2.8%, y los subsecuentes efectos directos que eso tiene en la recaudación y en las metas que se habían fijado.

No podemos olvidar que también pudieron afectar aspectos como la baja ejecución del gasto y la inversión pública que se registró el año pasado, y el desajuste que se dio en la recaudación de impuestos al comercio exterior debido a la decisión de reducir a tasa cero el arancel del pollo.

La salida de Solórzano Foppa viene a reconfigurar el tablero político. Una pieza comprometida fuertemente con la lucha contra la corrupción, con promover una cultura tributaria y de legalidad, una nueva ética en la gestión y administración pública, a través del fortalecimiento financiero del Estado, queda relegada.

Ahora el futuro de la SAT es incierto y las cartas se tirarán en el proceso de comisión de postulación que se deberá instalar, que de paso no está de más mencionar que trabajará de manera paralela a la comisión de postulación del fiscal general, otra pieza clave en el tablero político en el país. ¿Qué opina usted sobre la remoción del superintendente?